10 Maneras de Utilizar un Recinto Natural en su Jardín

10 Maneras de Utilizar un Recinto Natural en su Jardín

10 Formas de utilizar un Recinto Natural en su Jardín


10 Formas de utilizar un Recinto Natural en su Jardín


Si está buscando formas de agregar privacidad, seguridad y atractivo estético a su jardín, un recinto natural es una excelente opción. Hay muchas plantas que se pueden usar para crear un recinto natural, y las mejores opciones dependerán de factores como el clima, el tipo de suelo y el nivel deseado de mantenimiento. Aquí hay 10 formas en que puede usar un recinto natural en su jardín.


10 Maneras de Utilizar un Recinto Natural en su Jardín


Punto principal: las cercas, los setos y las paredes pueden brindar privacidad, seguridad y atractivo estético

Un recinto natural puede servir como cortavientos

  • Un recinto natural puede proporcionar privacidad.
  • Un recinto natural puede aumentar la seguridad.
  • Un recinto natural puede aumentar el atractivo estético de un jardín.

Se puede usar una cerca, un seto o una pared para crear un recinto natural en un jardín. Este tipo de recinto puede brindar privacidad, seguridad y atractivo estético a un espacio de jardín.

Un recinto natural puede servir como cortavientos, protegiendo contra vientos fuertes que puedan dañar plantas o muebles. Un recinto natural bien diseñado también puede proporcionar privacidad frente a vecinos entrometidos o transeúntes. Si la seguridad es una preocupación, un recinto natural puede disuadir a posibles intrusos al hacer que sea más difícil ver el espacio del jardín. Por último, un recinto natural hermoso y bien mantenido puede agregar un atractivo exterior significativo a una casa.

Hay muchas plantas que se pueden usar para crear una cerca, un seto o una pared natural. Los árboles y arbustos de hoja perenne son buenas opciones para crear una pantalla de hoja perenne que brindará privacidad durante todo el año y protección contra el viento. Los árboles y arbustos de hoja caduca también se pueden usar para crear una cerca natural, pero no proporcionarán protección durante todo el año. 

Las enredaderas son otra opción para crear una valla o muro vivo; sin embargo, requerirán algún tipo de estructura de soporte sobre la cual crecer (p. ej., enrejado, pérgola).

Al elegir plantas para cercas, setos o muros naturales, es importante tener en cuenta la altura madura y la extensión de la planta. La altura de las plantas debe ser adecuada al uso previsto de la cerca natural; por ejemplo, si se desea privacidad, elija plantas más altas en lugar de las más bajas. Además, se debe considerar el diseño de la planta al elegir plantas para una cerca natural; por ejemplo, si desea una apariencia informal, elija plantas con patrones de crecimiento aleatorios en lugar de las que crecen en línea recta.

Las plantas para cercas, setos o muros naturales también deben elegirse por su resistencia. Elija plantas que sean apropiadas para el clima y el tipo de suelo de su jardín. Algunas plantas requieren más mantenimiento que otras, así que asegúrese de considerar el tiempo y el esfuerzo necesarios para mantener las plantas antes de hacer su selección final.

Hay muchas maneras de usar una cerca natural, un seto o una pared en un jardín. Se puede usar una cerca natural para crear un retiro de jardín privado dentro de su paisaje general. Se puede crear un área para dormir aislada al encerrar una parte del jardín con un seto alto o una pantalla de privacidad. Una pared viva puede agregar interés y privacidad a un área para sentarse al aire libre. ¡Sé creativo y deja volar tu imaginación!


Punto principal: Hay muchas plantas que se pueden usar para crear un recinto natural

Punto abajo: Los árboles y arbustos de hoja perenne son buenas opciones para un recinto natural

Los árboles y arbustos de hoja perenne son ideales para crear un recinto natural porque brindan privacidad durante todo el año y protección contra el viento. Algunos árboles de hoja perenne a considerar para su jardín incluyen el acebo americano (Ilex opaca), el boj (Buxus sempervirens) y el tejo (Taxus baccata).

Punto siguiente: Los árboles y arbustos de hoja caduca también se pueden utilizar para crear un recinto natural

Los árboles y arbustos de hoja caduca también se pueden usar para crear un recinto natural, aunque no proporcionarán el mismo nivel de privacidad durante todo el año que los árboles de hoja perenne. Algunos árboles y arbustos de hoja caduca a considerar para su jardín incluyen la haya (Fagus sylvatica), el espino (Crataegus monogyna) y el arce (Acer pseudoplatanus).

Punto siguiente: Las enredaderas se pueden utilizar para crear un recinto natural

Las enredaderas pueden ser una forma efectiva de crear un recinto natural, particularmente cuando se colocan sobre un enrejado u otra estructura de soporte. Algunas enredaderas a considerar para su jardín incluyen la hiedra inglesa (Hedera helix), la hortensia trepadora (Hydrangea anomala subsp.) y la enredadera de invierno (Euonymus fortunei).


Punto principal: Al elegir plantas para un recinto natural, considere la altura madura y la extensión de la planta

Punto inferior: La altura de las plantas debe ser la adecuada al uso previsto del recinto natural

Si está buscando crear una pantalla de privacidad, elija plantas que maduren a una altura que bloquee la vista desde el exterior del recinto. Si está buscando crear un cortavientos, elija plantas que maduren a una altura que desvíe el viento.

Punto a continuación: Se debe considerar el diseño de la planta al elegir las plantas para un recinto natural

Las plantas deben disponerse de forma que se complementen entre sí y llenen los huecos del recinto natural. Las plantas con diferentes alturas, texturas y colores pueden agregar interés y profundidad al jardín.


Punto principal: las plantas para un recinto natural deben elegirse por su resistencia.

Punto abajo: Escoja plantas que sean apropiadas para el clima

Punto abajo: Elija plantas que sean apropiadas para el tipo de suelo

A la hora de elegir plantas para un recinto natural, es importante tener en cuenta el clima y el tipo de suelo. Diferentes plantas tienen diferentes necesidades, y es importante elegir plantas que puedan prosperar en las condiciones en las que crecerán.

En general, lo mejor es elegir plantas autóctonas para un recinto natural. Las plantas nativas son aquellas que ocurren naturalmente en un área y generalmente se adaptan mejor al clima local y las condiciones del suelo. También se pueden usar plantas no nativas, pero es posible que requieran más cuidado y mantenimiento para sobrevivir y prosperar.

Al elegir plantas para un recinto natural, también es importante tener en cuenta la altura madura y la extensión de la planta. La altura de las plantas debe ser la adecuada al uso previsto del recinto natural; si se desea privacidad, se deben elegir plantas más altas, mientras que plantas más cortas pueden ser suficientes si solo se desea protección contra el viento. 

El diseño de la planta también debe tenerse en cuenta al elegir plantas para un recinto natural; Las plantas que se propagan rápidamente pueden no ser adecuadas para recintos pequeños, mientras que las que crecen lentamente pueden ocupar demasiado espacio en recintos más grandes.


Punto principal: Considere el mantenimiento requerido al elegir plantas para un recinto natural

Punto abajo: Algunas plantas requieren más mantenimiento que otras

Punto siguiente: Considere el tiempo y esfuerzo requerido para mantener las plantas

Al elegir plantas para un recinto natural, es importante considerar la cantidad de mantenimiento que se requerirá. Algunas plantas requieren riego, poda y fertilización más frecuentes que otras. Si no tiene el tiempo o la inclinación para cuidar plantas de alto mantenimiento, elija variedades de bajo mantenimiento en su lugar. 

Por otro lado, considere también el tamaño total de la planta cuando esté completamente desarrollada; algunas plantas pueden llegar a ser bastante grandes y pueden requerir equipo especial o asistencia para mantenerlas bajo control.


Punto principal: Hay muchas formas de utilizar un recinto natural en un jardín

Punto abajo: Un recinto natural se puede utilizar para crear un jardín privado

Un recinto natural se puede utilizar para crear un jardín privado donde escapar del ajetreo y el bullicio de la vida cotidiana. Al cercar una parte de su jardín con una cerca, un seto o una pared, puede crear un espacio que sea suyo para disfrutar en paz y tranquilidad. Puede usar este espacio para relajarse, leer un libro o simplemente disfrutar de la belleza de su jardín sin preocuparse de quién pueda estar mirando.

Punto siguiente: Se puede utilizar un recinto natural para crear un área de descanso aislada

Si tiene niños pequeños o mascotas, puede considerar usar un recinto natural para crear un área de descanso aislada para ellos. Esto les permitirá dormir sin ser molestados por el ruido y la actividad exterior, y también los protegerá de los depredadores u otros peligros que puedan acechar fuera del recinto.

 Punto siguiente: Se puede utilizar un recinto natural para mantener al ganado a salvo de los depredadores

Si tienes ganado, como gallinas o conejos, puedes usar un recinto natural para mantenerlos a salvo de depredadores como perros o coyotes. Al crear un espacio seguro para que duerman y hagan ejercicio, puede estar seguro de que están protegidos contra cualquier daño.


Conclusión

Un recinto natural puede brindar privacidad, seguridad y atractivo estético a un jardín. Hay muchas plantas que se pueden usar para crear un recinto natural, y las mejores plantas para un recinto natural son aquellas que son resistentes y requieren poco mantenimiento. Los recintos naturales se pueden usar de muchas maneras en un jardín, como crear un jardín privado o un área para dormir aislada.



Redes:

0 comments:

Publicar un comentario