Top Ad unit 728 × 90

Reciente

recent

Relieve Terrestre

relieve



Todo sobre el Relieve Terrestre



Contenido

  • ¿Que es el Relieve Terrestre? 
  • ¿Cual es el Significado de Relieve? 
  • ¿Cual es la Evolución del Relieve Terrestre? 
  • ¿Cuales son las Características del Relieve Terrestre? 
  • ¿Cual es la importancia del Relieve Terrestre? 
  • ¿Cuales son los Tipos de Relieve Terrestre? 
  • ¿Cuales son las Principales Formas de Relieve Terrestre? 
  • ¿Cuales son los procesos que intervienen en la formación del Relieve Terrestre? 
  • ¿Cual es la Representación del relieve? 
  • ¿Cual es el Relieve de Venezuela? 
  • Conclusiones 

¿Qué es el Relieve Terrestre?




El relieve terrestre es el término que determina a las formas que tiene la corteza terrestre o litosfera en la superficie, tanto en relación con las tierras emergidas como en cuanto al relieve oceánico, es decir, al fondo del mar.

Es el objeto de estudio de la geomorfología y de la geografía física, sobre todo, al hacer referencia a las tierras continentales e insulares. La geomorfología es una de las ramas de la geología, que se engloba con otras ciencias dentro de las ciencias de la Tierra.

Del medio físico forman parte el relieve de los continentes, mares y océanos, que es muy estable porque los cambios son lentos, y se hacen visibles con el paso de los años. El medio físico condiciona desigualmente los grupos humanos.

¿Cuál es el Significado de Relieve?


Relieve es un término que se utiliza en sentido general para denominar a toda forma que sobresale sobre un plano. Relieve proviene del término latino relevare que significa “alzar”, “levantar”, “elevar”.

¿Cuál es la Evolución del Relieve Terrestre?

Los procesos geológicos internos o endógenos: Los procesos internos son el resultado de la dinámica interna del planeta. Esta dinámica se manifiesta principalmente a través de la actividad volcánica, la actividad sísmica y los orogénesis en definitiva la actividad tectónica.

Los procesos geológicos externos o exógenos: los procesos geológicos se deben a la interacción de la corteza terrestre con la atmósfera, la hidrosfera y la biosfera. Esta acción se manifiesta a través de la acción conjunta de los vientos, el agua y los seres vivos, que moldean y transforman poco a poco el relieve. Se diferencian dos procesos exógenos principales: la meteorización de las rocas y la denudación del relieve.

¿Cuáles son las Características del Relieve Terrestre?


El relieve alude al conjunto de formas que adquiere la superficie de la tierra en las diferentes partes del mundo.

Factores endógenos, siendo el principal de ellos los movimientos de las placas tectónicas, y por el otro,

Factores exógenos, como la lluvia, el viento, el oleaje (en sectores costeros), que pueden imprimirle al paisaje un particular modelado por su acción erosiva.

El relieve de la Tierra que vemos hoy es el resultado de un larguísimo y complejo proceso geológico y atmosférico. Las teorías de las placas tectónicas y la de la deriva continental están entre las más aceptadas para dar cuenta de los grandes fenómenos del relieve. Existen distintas formas o tipos de relieves, y a continuación exponemos sus principales características y particularidades.

Intervención del hombre
Ha permanecido con mínimos cambios durante cientos de miles de años; sin embargo, a causa de su intervención, en las últimas décadas el hombre ha tendido a modificarlo.

Determina el clima
Determina en gran medida el clima de una región, también influye en el modo de vida de los habitantes, en la posibilidad de desarrollar actividades económicas, etc.

Llanuras y planicies
Los relieves planos y extensos a la misma altura que el nivel del mar reciben el nombre de llanuras o planicies. Estos generalmente se han formado a partir de rocas sedimentarias. Permiten desarrollar las actividades agropecuarias con gran facilidad. Asimismo, permiten el trazado de caminos a un costo relativamente bajo, ya que no es necesario dinamitar grandes masas rocosas.

Mesetas o altiplanos
Los relieves planos y extensos, pero ubicados a cierta altura respecto del nivel del mar, reciben el nombre de mesetas o altiplanos, pueden ubicarse a diferentes altitudes y se encuentran limitados, en una de sus caras, por un área plana o incluso ahuecada, producto de algún tipo de proceso erosivo.

Depresiones del relieve
Cuando el relieve presenta un hundimiento, se está frente a una depresión, algunas son depresiones absolutas, con una cota negativa respecto del nivel del mar, mientras que otras son depresiones relativas, esto es, zonas más bajas respecto de las aledañas, aunque con cotas positivas. Las depresiones pueden ser el resultado de la erosión, la glaciación, erupciones volcánicas, etc.

Elevaciones del relieve
Las elevaciones del relieve se pueden presentar con distintas formas y extensiones. Las principales formas corresponden a los siguientes tipos:

Montañas. Son elevaciones abruptas de la superficie, pueden alcanzar varios miles de metros sobre el nivel del mar. A menudo se forman por la colisión de dos capas tectónicas, que hace que la corteza terrestre se pliegue sobre sí misma.

Cordilleras. Reciben este nombre los grupos de montañas que se suceden en clara continuidad. Por ej. Cordillera de los Andes

Colinas. Son elevaciones del terreno por lo general suaves y de menor tamaño que las correspondientes a montañas. Es posible que surjan por la erosión de montañas, pero también pueden aparecer por la acumulación de sedimentos u otras causas.

Sierras. Son elevaciones más altas que las colinas pero más bajas que las cordilleras, con pendientes no tan marcadas.

Todas estas elevaciones son producto de procesos orogénicos. Nuestra historia geológica registra tres grandes procesos orogénicos:  el que generó el plegamiento caledoniano, el que formó el plegamiento herciniano y el que generó el plegamiento alpino, hace unos 65 millones de años.

A su vez, durante la era Primaria hace más de 500 millones de años emergieron los llamados escudos, macizos montañosos formados y arrasados por la erosión durante la era Secundaria. Estos son los núcleos de los continentes que hoy conocemos; están formados por rocas muy antiguas que en algunas zonas quedaron recubiertas por materiales sedimentarios más nuevos.

Valles
Las zonas con relieve montañoso también generan relieves interiores particulares, como por ejemplo los valles, que son zonas bajas limitadas por cordones montañosos o por sierras.

Relieves particulares
Las zonas costeras pueden presentar relieves particulares, por ejemplo, acantilados, esto es, elevaciones que caen de forma abrupta hacia el mar.

Los ríos determinan relieves
Los ríos también determinan relieves, por ejemplo, el curso de un río puede ir causando una erosión lenta pero continua, que a la larga determina la formación de un cañón o caj, que es como un barranco encajonado.

Movimientos de placas tectónicas
En la formación del relieve tiene mucha importancia el vulcanismo, proceso asociado al movimiento de las placas tectónicas; también los sismos, esto es, movimientos muy violentos que ocurren en el interior de la tierra, y los plegamientos y las fallas.

¿Cuál es la importancia del Relieve Terrestre?


El relieve es de gran importancia, ya que, debido a las diferentes características que presentan algunas regiones es posible la vida de ciertos tipos de animales y plantas, es decir; que mediante el relieve y el clima, es posible determinar los tipos de organismos vivientes que hábitan o podrían habitar algunas zonas del planeta.

¿Comó se clasifica el Relieve Terrestre?


En nuestro planeta contamos con dos tipos de relieve: el relieve oceánico o sumergido, y  el relieve continental o emergido. Ambos poseen un ciclo de vida, al igual que los seres vivos, en donde según la etapa que estén transitando, se los puede estudiar y describir de diferentes maneras. Las desiguales fases se consuman luego de millones de años, con distintos ciclos de durabilidad.

1. Relieve oceánico o sumergido:

Este tipo de formación es menos irregular que el relieve emergido o continental, por el simple hecho de que no está en contacto con los elementos que actúan en la metamorfosis del mismo. Esto sucede, porque al  acrecentarse la profundidad, también asciende la serenidad de las aguas. Ocupa el 70% de la superficie de nuestro planeta.

De lo que se conoce de este relieve submarino, se pueden distinguir:

-Plataforma continental: continuación hundida de los continentes,   no supera los 200 metros de profundidad. Es rica en vegetación y especies animales. Se recurre a esta zona para la obtención de recursos naturales.

-Talud continental: es una extensión desde la plataforma continental, en forma de inclinación abrupta, que llega hasta el comienzo de la cuenca oceánica, con unos 2.500 hasta 3000 metros de profundidad. En él se consigue hallar sedimentos y cadáveres de especies marinas.

-Fosa oceánica: es el relieve submarino que alcanza mayores profundidades. Alrededor de 5000 metros partiendo del margen del talud continental. No se expone al sol, por lo que se entiende que posee muy bajas temperaturas.

-Fondo abisal: yace en el fondo oceánico en forma de llanura, como continuación de la cuenca oceánica. Es una de las áreas submarinas menos estudiada, por su exaltada profundidad.

-Dorsales oceánicos: extensión montañosa situada en el piso de los océanos. Realiza la segmentación de las cuencas oceánicas. Se pueden engrandecer hasta aproximadamente unos 3000 metros, resaltando en la superficie, y dando lugar a lo que conocemos con el nombre de islas.

2. Relieve continental o emergido:
Pertenecen al conjunto de diferentes relieves que conforman nuestro planeta. Dominando solo el 30% de la extensión de nuestra tierra. Se van modificando con el paso del tiempo, por  distintos factores, como la acción del viento y las lluvias, que alteran su exterior de forma pausada y la labor de impulsos internos como por ejemplo terremotos, que originan nuevos relieves.

¿Cuáles son los Tipos de Relieve Terrestre?


Relieve según morfología y altimetría
Según la morfología y la altimetría, el relieve puede dividirse también en relieve continental y relieve submarino. 

El relieve continental pertenecería a los continentes, y el relieve submarino pertenecería al fondo marino y al fondo oceánico.

Planicies. Extensiones de terreno llano o al nivel del mar.

Bajiplanicies. Llanos con altitud inferior a 700 msnm.

Llanura. Formas de relieve planas, extensas, de poca altitud y muy poco onduladas.

Mediplanicies. Planicies con elevación entre 700 y 1400 msnm.

Desierto. Lugares con climas extremos donde el desarrollo de la vida es difícil.

Selva. Lugares con abundancia de vegetación.

Altiplanicies o meseta. Terreno llano a más de 1400 msnm.

Península. Porción de tierra rodeada de agua no por todas partes.

Istmo. Estrecho que nace en la península.

Isla. Porción de tierra rodeada de agua por todas partes.

Archipiélago. Conjunto de islas.

Eminencia. Partes de terreno relativamente elevado respecto al nivel del mar.

Cerro. Eminencias de no más de 700 msnm. Si su altura es mínima, existen más o menos aisladas y tienen laderas de pendiente suave y formas redondeadas se llaman colinas.

Montaña. Grandes eminencias naturales superiores a los 700 msnm, de pendiente pronunciada, que sobresalen respecto a las tierras de alrededor.

Cordillera. Conjunto de montañas enlazadas entre sí.

Conjuntos de eminencias: Serrezuelas, sierras y cordilleras, macizos montañosos y nudos orográficos.

Depresión o Cuenca. Terrenos de nivel relativamente menor que el nivel del mar.

Depresiones absolutas. Terrenos de altitud inferior a la del mar.

Cabo. Relieve costero que penetra en el mar.

Golfo. Entradas de mar redondeadas de mayor dimensión que la bahía.

Bahía. Entradas de mar redondeadas de menor dimensión que el golfo.

Dorsal oceánica. Cordillera submarina de gran extensión y altitud.

Fosa marina. Llega hasta 6000 metros de profundidad.

Llanura abisal. Extensión llana submarina entre 3000 y 7000 metros de profundidad.

Plataforma continental. Continuación submarina de los continentes que desciende hasta 400 metros de profundidad.

Talud continental. Escalón que una la plataforma continental con la llanura abisal.

Depresiones relativas. Terrenos de menor altitud relativa que los de sus alrededores.

Valle. Depresión entre montañas o rodeada por estas, generalmente conteniendo una corriente de agua, de forma alargada.

Valle fluvial. Valle formado debido a la acción de un río. Tiene forma de "U".

Valle glaciar. Valle formado debido a un glaciar. Tiene forma de "V".

Cañón. Gargantas profundas de ríos originados por la erosión de éstos o por agentes tectónicos.

Cañada. Similar a los cañones pero de magnitud menor. También se refiere a las vías pecuarias con una anchura de unos 20 m (veredas o caminos azagadores)

Cuenca. Es una parte de la superficie terrestre cuyas aguas fluyen hacia un mismo río o lago por lo que tiene forma cóncava, es decir, que constituye una especie de depresión medianamente abierta.

Ría. Penetración marina en la tierra.

Fiordo. Penetración marina en un glaciar.

Relieve según su magnitud
Grandes formas del relieve (Macroformas)

Dentro de este grupo podríamos incluir a los tres tipos mayores del relieve terrestre (tanto con relación a su extensión como a su importancia): Los macizos antiguos y escudos, las cuencas o llanuras sedimentarias y las cordilleras recientes, levantadas durante el Cenozoico.

Macizos antiguos y escudos

Formados en el Precámbrico, constituyen las formas de relieve de formación más antigua que existen, sobre las cuales se ha ejercido una acción muy larga e intensa de las fuerzas erosivas y, en algunos casos, fuerzas internas que realzaron esos relieves y, por lo tanto, los rejuvenecieron. Por regla general, este rejuvenecimiento de los relieves más antiguos de la corteza terrestre se realiza por levantamientos generales en amplias zonas debido a la acción de las fuerzas internas sobre las propias placas de la Litosfera. El resultado es la formación de un relieve invertido, en el que los sinclinales ocupan las partes más elevadas del relieve, mientras que los anticlinales resultan vaciados al ser atacados desde un principio por la erosión. Un ejemplo de este tipo de macroforma sería el escudo Fenoscándico.

Cuencas y llanuras sedimentarias

Son terrenos poco accidentados y bastante bajos, normalmente no superan los 200 metros de altitud. En Latinoamérica predominan los de tipo sedimentario, es decir, llanuras rellenadas por arrastre de sedimentos. En muchos casos poseen algunos recursos mineros (yacimientos petrolíferos) forestales y agropecuarios.

Cordilleras de formación reciente

Son las alineaciones montañosas de levantamiento más reciente, generalmente levantadas durante el Cenozoico, es decir, son macroformas del relieve generalmente cercanas al Pacífico, como son las cordilleras alpinas, la de los Andes, Himalaya y muchas otras. Constituyen las partes más elevadas del relieve terrestre debido al corto tiempo geológico en el que ha actuado la erosión.

¿Cuáles son las Principales Formas de Relieve Terrestre?


Mesetas: Zonas de altitudes variadas y limitadas, originadas por la erosión causada por el agua o el viento. La cumbre no es abrupta sino ligeramente aplanada.

Meseta del Tíbet
Altiplano andino
Meseta Central de España

Llanuras: Planicies caracterizadas por una superficie prácticamente sin altura. Formadas por rocas sedimentarias, en donde se produce la acumulación de los sedimentos. La altura es menor a los 200 metros, y en algunos casos poseen climas cálidos.

Grandes llanuras, en los Estados Unidos
Llanura pampeana, en Argentina
Llanura Costera del Golfo de México

Depresiones: Regiones geográficas más bajas que las áreas de su alrededor. La depresión podrá ser relativa si simplemente es más baja que su alrededor, al tiempo que será absoluta si directamente es más baja que el nivel del mar.

Depresión de Granada
Depresión Cáspica
Gran Bajo de San Julián
Acantilado: Pendiente rocosa expuesta de forma vertical.
Dan Brist, en Irlanda
The Rock Old Man, en Escocia
Rocas Risin og Kellingin, en Islas Faeroe

Montañas: Formaciones geográficas que se originan por el choque entre las placas tectónicas. La elevación es marcada y se forman las montañas, evento que sucedió con mucha frecuencia en la época cenozoica. Las más puntiagudas se encuentran en un período de juventud, al tiempo que las más ancianas son más pequeñas.

Monte Everest
Monte Lhotse
Monte Makalu

Cordilleras: Grupo de montañas que están dispuestas a cierta distancia entre sí, en forma continuada.

Cordillera de los Andes
Cordillera del Himalaya
Cordillera Cantábrica

Península: Porción de tierra rodeada de agua por tres lados, unida al continente por medio de una franja.

Penínsulas de Florida
Península de Valdés
Península del Sinaí

Colinas: Las montañas de menor altura.

Colina de Kenia
Colina de Teide, en Tenerife
Colina de Elgon

Cañón: Un barranco producido por la erosión que causa el paso del río. Las paredes del cañón constituyen un acantilado.

Cañón del Colorado
Cañón del río Lobos
Cañón del Sianok

Valles: Zonas aplanadas por las que se escurre el agua proveniente del deshielo de la montaña. La erosión se produce de forma que se puede apreciar una especie de ‘U’.

Valle de Tierra Mayor
Valle de Acatlán
Valle de las Salinas

Por otra parte, también en el mar se forman distintos tipos de relieve. Las penínsulas, mencionadas como forma de relieve de la tierra, tiene su correlato en una forma muy particular del agua: la unión de la península y el resto del territorio se llama istmo. En el mar también pueden aparecer golfos, resultado de la entrada del mar en la costa. Pueden existir bahías, dunas, fiordos o islas, así como archipiélagos y cabos.

¿Cuáles son los procesos que intervienen en la formación del Relieve Terrestre?


Procesos endógenos

Son manifestaciones de la actividad interna de la Tierra que al deformar o fragmentar la corteza terrestre origina elevaciones, depresiones, sismos, actividad volcánica y muchas veces, cambio en la disposición de los estratos de rocas. Entre otros fenómenos. Los procesos endógenos se presentan mediante tectonismo y el magmatismo.

El tectonismo origina dislocaciones, deformaciones y rupturas, en las rocas, consiste en dos tipos de movimientos: epirogenicos y orogénicos. Los epirogenicos actúan lentamente al deprimir o elevar una región. Los orogénicos forman montañas de plegamiento o de falla. Cuando las manifestaciones de estos movimientos es muy violenta puede producirse un terremoto.

El magnetismo abarca los procesos asociados a la manifestación de la energía en el interior de la Tierra, bien sea de la actividad del magma sobre la superficie terrestre o en el interior de esta.

El magma que asciende a través de la corteza terrestre en la mayoría de los casos no alcanza la superficie, se enfría y solidifica lentamente para constituir masas de rocas de diferentes formas y tamaños llamadas intrusiones magmaticas.

Por el contrario, si las rocas llegan en estado de función a la superficie a través de las grietas de la litosfera. Se produce una erupción volcánica, fenómeno natural impresionante y de gran violencia.

Otras manifestaciones del vulcanismo son los geyseres y las fumarolas. Estos procesos no pertenecen solo al pasado geológico, sino que también se observan en el presente, lo que demuestra que la Tierra se encuentra en constante desarrollo. Las regiones de América del Sur constituyen ejemplos donde se manifiestan grandes movimientos teutónicos, así se puede comprender que la corteza terrestre no se mantiene estable, en ella se producen movimientos de ascenso y descenso, que alcanzaron gran intensidad en épocas geológicas anteriores.

Estos criterios permiten comprender que el relieve cambia constantemente, aunque no se puede percibir con facilidad, sin embargo, cuando se producen catástrofes como los terremotos, fenómenos locales muy violentos, que pueden ocasionar transformaciones en la corteza terrestre, es posible apreciar dicho cambio.


Movimientos sísmicos

Los movimientos sísmicos son los que originan los terremotos y están asociados a la actividad teutónica. Observa en atlas el planisferio de zonas sísmicas volcánicas y veras la coincidencia de ambas zonas. Los terremotos se producen al inicio de la formación de una falla, o cuando se desplazan repentinamente un bloque a lo largo de una zona de fractura. De su estudio se encarga la sismología.

La actividad volcánica también puede ocasionar terremotos, pero de menor intensidad. Los terremotos son fenómenos frecuentes, se calculan en miles lo que ocurren en un año. En los sismógrafos se registra gráficamente su intensidad. Por los efectos que ocasionan sus sacudidas, la intensidad de los terremotos se mide en diferentes escalas, su violencia y destrucción es proporcional a estas.

El lugar de origen de un terremoto es el foco sísmico o hipocentro, desde donde se emiten ondas sísmicas que se propagan en todas direcciones y a gran velocidad en la parte sólida del planeta. Si se traza una línea recta que atraviese el foco sísmico y se prolonga hasta la superficie terrestre, a este punto se le llama epicentro y es la zona donde se registran las sacudidas más fuertes.

Cuando se producen desplazamientos de bloques de la corteza del fondo oceánico, los sismos se llaman maremotos. Estos fenómenos provocan el desplazamiento de grandes masas de agua, que son olas de origen sísmico denominados tsunamis, las cuales se trasladan hasta centenares de kilómetros y ocasionan grandes daños en áreas distantes del lugar de origen.

Procesos exógenos

Son aquellos que actúan constantemente sobre la superficie terrestre en la zona de contacto de la esfera de la envoltura geográfica y por lo que general se producen en forma simultanea, entre los procesos exógenos están: la meteorización, la erosión y la deposición.


Conclusiones

Se denomina relieve la irregularidad propia de la superficie terrestre, que se manifiesta en montañas, valles, llanuras, etc.

El relieve tiene importancia en lo que respecta a la producción de algunos bienes primarios, en la medida en que afecta la temperatura (como consecuencia de la altitud) y en algunos casos as precipitaciones.

El planeta tierra hace gala de una amplia variedad de formas en lo que respecta al relieve, pudiéndose distinguir entre el releve propio de los espacios terrestres como de los acuáticos. En efecto, es posible hacer referencia también a un relieve del fondo marino, con gran variedad de formas también que impactan en la vida acuática (puesto que implican distintos niveles de presión y por ende de adaptación en los organismos).

Se entiende como relieve a las irregularidades y altibajos que posee la corteza terrestre, siendo el resultado de diferentes proceso geológicos ocurridos en la tierra. El relieve surge de los cambios que procedentes en la corteza terrestre, como el viento, el agua, las olas, la gravedad, los cambios de temperatura, etc. Y pueden provocar los drásticos cambios de climas, sismos y activación de los volcanes en algunas regiones de la tierra. Los relieves se clasifican en dos grandes grupos:

Relieve Submarino Son aquellas deformaciones ubicadas en el lecho marino.

Relieve Continental Son aquellas deformaciones encontradas sobre la superficie terrestre

La noción de relieve terrestre, por lo tanto, abarca las distintas formas que pueden advertirse en nuestro planeta a nivel superficial e incluso en el lecho marino. De acuerdo a su altimetría y su morfología, podemos identificar los siguientes tipos de relieve:

El relieve terrestre determina buena parte de la vida humana. La economía, por ejemplo, depende del relieve: no es lo mismo dedicarse a la agricultura o a la ganadería en una zona de relieve montañoso. El relieve terrestre, por otra parte, incide en el potencial turístico (en una montaña se puede desarrollar una oferta turística vinculada a deportes como el esquí y el snowboard, por mencionar una posibilidad).



Relieve Terrestre Reviewed by Temas Ambientales on 10:04 Rating: 5

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.