Vida Silvestre

 Vida Silvestre


 Vida Silvestre


Contenido

  • Introducción
  • ¿Qué es la Vida Silvestre?
  • ¿Cual es la importancia de la Vida Silvestre?
  • ¿Qué es la CITES?
  • ¿Cual es el impacto  de especies introducidas que amenazan a la Vida Silvestre?
  • Cadenas de extinción
  • La destrucción de la Vida Silvestre
  • La conservación de la Vida Silvestre
  • Técnicas de conservación de la Vida Silvestre
  • Ley de Protección a la Fauna Silvestre
  • ¿Cual es el Día Mundial de la Vida Silvestre?
  • ¿Que podemos hacer?
  • Conclusión
  • Como citar articulo
  • Comentarios

Cada año se extinguen miles de especies animales. Animales que en otro tiempo habitaban la Tierra en abundancia ahora están desapareciendo permanentemente de nuestro planeta a un ritmo vertiginoso. Los científicos calculan que la tasa de extinción actual es 1.000 veces mayor a lo normal debido a un factor: los seres humanos.

El término silvestre se utiliza como adjetivo para hacer referencia a aquellos seres vivos que nacen y se desarrollan en la naturaleza, de manera salvaje y sin domesticación o sin formar parte de una civilización. Si bien el término se aplica en la mayoría de los casos a las plantas y vegetales, también puede llegar a ser utilizado para animales e incluso seres humanos que crezcan en esas condiciones.

La noción de silvestre tiene que ver con aquella de rusticidad en el buen sentido de esta palabra. Lo agreste, lo rústico o lo no domesticado es lo silvestre: aquello que nació y se desarrolló en un medio no habitado ni dominado por el ser humano y su sistema cultural específico. Mientras que históricamente el medio ambiente se mantuvo en términos generales por milenios en estado silvestre, hoy en día gran parte de las especies animales y vegetales han podido ser domesticadas por el hombre en algún modo. Así, animales salvajes como elefantes o leones o plantas y cultivos de variado tipo pueden nacer y crecer en medios no silvestres, dominados por el hombre.


¿Qué es la Vida Silvestre?

Vida silvestre se refiere a todos los vegetales, animales y otros organismos no domesticados. Organismos domesticados son aquellos que fueron adaptados para sobrevivir con la ayuda de los humanos, después de muchas generaciones. Especies de plantas y animales fueron domesticadas muchas veces para el beneficio humano en todo el planeta, lo que acarreó un gran impacto sobre el medio ambiente, tanto positivo como negativo.

La vida silvestre o vida salvaje puede ser encontrada en todos los ecosistemas. Desiertos, florestas tropicales, planicies y otras áreas -incluyendo las ciudades más desarrolladas- todas tienen distintas formas de vida silvestre. Aunque en la cultura popular la expresión generalmente se refiera a animales aún sin contacto con la presencia humana, la mayoría de los científicos concuerdan que la vida silvestre alrededor del planeta sufre, de un modo o otro, del impacto de las actividades humanas.

¿Cual es la importancia de la Vida Silvestre?

Cuando se extingue una especie animal, los animales irremplazables son solamente parte de la pérdida. Aunque podemos considerar el mundo animal como separado del nuestro, nuestras vidas y las suyas están entrelazadas, conectadas por un millón de vínculos. Las plantas, los animales, las personas y el medio ambiente, juntos constituyen una comunidad biológica —un ecosistema— en el cual cada una de las partes depende de la otra para su supervivencia. Cuando una parte de la comunidad se desequilibra o se elimina, todo el sistema sufre.

¿Qué es la CITES?

CITES es la sigla inglesa de The Convention on International Trade in Endangered Species of Wild Fauna and Flora (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres).

Se trata de un acuerdo internacional entre gobiernos, redactado como el resultado de la resolución adoptada en 1973 en una reunión de los miembros de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (del inglés International Union for Conservation of Nature IUCN). Su propósito es el de asegurar que el comercio internacional de especímenes de animales y plantas salvajes no amenace su supervivencia en su medio natural. Los acuerdos son de varios grados de protección, y cubren a más de 30.000 especies de animales y plantas.2 3

Ninguna de las especies protegidas por la CITES se ha extinguido a consecuencia de su comercio, desde que el Acuerdo entró en vigor.


¿Cual es el impacto  de especies introducidas que amenazan a la Vida Silvestre?

Los ejemplos de las especies que se han vuelto invasoras y amenazan a la vida silvestre en muchos lugares del mundo incluyen a los ratones, gatos, cabras, diente de león, ciertos nenúfares, etc. A menudo ciertas especies que no son muy abundantes en su lugar de origen se vuelven invasoras fuera de control en otros lugares de climas similares. La razón aún no está muy clara; algunos, incluso Charles Darwin pensaban que no sería muy probable para una especie exótica el reproducirse en abundancia fuera de su ambiente habitual. La verdad es que esto es cierto para la gran mayoría de las especies introducidas en otros hábitats. Pero ocasionalmente algunas especies tienen gran éxito después de un período de aclimatación y pueden llegar a convertirse en plagas. Una de las razones es que han dejado atrás a los enemigos naturales que limitaban sus poblaciones en el lugar de origen. En tal caso pueden competir y desplazar a la vida silvestre nativa.

La importancia de la vida salvaje es que, gracias a ella, hay un equilibrio importante en todos los niveles de la la pirámide de alimentación, los procesos de reproducción de la flora y de la fauna se mantienen y hay un equilibrio de todo el planeta. Cualquier intromisión artificial en ella provoca un daño irreparable y, esencialmente, es imposible de solucionar. Debemos tener en cuenta que el hombre es una especie más dentro del propio planeta y que, aun sabiendo que es la especie dominante en él y que es capaz de controlar y dominar una gran parte de los recursos del mismo, esto no le obliga ni le hace merecedor de la destrucción de espacios importantes para la propia existencia de la vida.

Cadenas de extinción

Este grupo trata de efectos secundarios. Todas las poblaciones silvestres de seres vivos tienen numerosas interrelaciones con los demás seres vivos. Los animales herbívoros, como el hipopótamo, tienen poblaciones de pájaros insectívoros que se alimentan de sus parásitos. Si el herbívoro desaparece algunas de estas aves también serían afectadas. Ciertas plantas dependen de polinizadores específicos. Si el polinizador desaparece la planta también puede llegar a desaparecer. A su vez los herbívoros que dependen de esa planta también sufrirían las consecuencias. Es lo que se suele llamar el efecto dominó, una cadena de reacciones con efectos lejanos. Estos procesos repercuten más allá de las especies inmediatamente afectadas y pueden poner en riesgo a la comunidad ecológica entera.

La destrucción de la Vida Silvestre

En la Edad de Piedra, los humanos cumplían labores de cazadores y recolectores. En ese entonces, se tenía una vital dependencia de la vida silvestre, en ambos (animales y plantas), por ser fuente de alimentos. Esto ha causado que por diversos motivos, se hayan extinguido especies a causa de la caza indiscriminada por parte de los humanos. La pesca, cacería y recolección de vida silvestre, forma parte vital de muchas sociedades humanas de hoy en día. La explotación de las poblaciones silvestres ha sido una de las características predominantes de los humanos, desde su migración original desde el continente africano hace unos 130 mil años. Este ha sido un fenómeno tan impactante que se ha establecido que los humanos son el sexto evento de extinción más grande que haya ocurrido en la tierra. La destrucción de la vida salvaje no siempre desemboca en la extinción de la especie; pero sí se traduce a la pérdida importante de especímenes de una especie, que llega al punto en el que el daño causado es muy grande e imposible de reparar.

La sobre-caza ocurre cuando la cacería se ejecuta a niveles mayores de los que la capacidad reproductiva de una población, puede reabastecer a la especie. El efecto de esto puede notarse en especies donde el crecimiento es mucho más lento como en los peces de gran tamaño. Cuando una población salvaje es cazada, se produce una disponibilidad aumentada de recursos alimenticios para esa especie, y al mismo tiempo, se crea una pérdida de balance en la población. También se debe tomar en cuenta a las especies que están aisladas en islas y demás entidades geográficas, ya que tienen un riesgo mucho mayor de sufrir cacería insostenible. Los humanos históricamente han separado la civilización de la vida salvaje de muchas maneras, incluyendo el ámbito social, legal y moral. Pero aún existen animales que se han logrado adaptar al estilo de vida urbano, como los perros, gatos y ratones. La religión también se ha encargado de tomar animales como imágenes sagradas, además de que recientemente se ha creado una especial consciencia por la vida de los animales.


La conservación de la Vida Silvestre

Es la regulación de animales y plantas salvajes de forma que permita su continuidad como un recurso natural. El término "conservación" se refiere al manejo y uso de los recursos naturales por las generaciones presente y futuras. En este concepto hay implicaciones sobre el uso estético, deportivo, económico y ético de paisajes, minerales, animales (incluyendo los que son cazados), plantas, suelos y agua.

El término "conservación de la vida silvestre" se ha usado para incluir un grupo cada vez más amplio de animales —mamíferos, aves, peces, reptiles, anfibios, artrópodos (como las langostas), y moluscos (como la ostra)— e igualmente incluye plantas. La lista ha tenido una tendencia a ser dominada por ciertos grupos de animales de importancia estética y/o económica; pero se está expandiendo a medida que los valores se ensanchan, aumenta el interés por la ciencia, y se llegan a conocer las relaciones, sutiles con frecuencia pero siempre importantes, entre animales y plantas.

Técnicas de conservación de la Vida Silvestre

Las técnicas de conservación de la vida silvestre tienen contrapartidas en silvicultura y en la conservación de suelos, aguas y paisajes. Entre ellas se incluyen prohibiciones y controles, restauración, subsidio, santuarios y propiedad pública.

Las formas más antiguas de prohibiciones y controles son aquellas que regulan la cacería y la pesca. Aunque, como se dijo antes, muchas de las primeras regulaciones resultaron en esfuerzos errados dirigidos únicamente a aumentar las poblaciones de especies cinegéticas, otros controles jugaron un papel importante en la protección de la vida silvestre. Especialmente útiles fueron aquellas limitaciones sobre la cacería de ciertas especies durante la época de reproducción.

Entre los mecanismos legales modernos, uno de lo más importante en la protección de la vida silvestre son las leyes y acuerdos internacionales que protegen las especies amenazadas y en peligro. Igualmente importantes son las leyes y reglamentos que determinan controles en la contaminación ambiental; los mejoramientos resultantes en la calidad del aire y del agua mejoran las perspectivas para la supervivencia de la vida silvestre (y humana). Sin embargo, la reparación de hábitats que han sido dañados por contaminantes es un proceso lento y, en muchos casos, la implementación de las leyes contra la contaminación ha sido estorbada por litigios y débil cumplimiento.

Entre los métodos artificiales para revertir la disminución de recursos se encuentran los programas de repoblamiento y restauración de hábitats. Durante muchos años, se han ido desarrollando granjas de especies cinegéticas y criaderos de peces para abastecer de especies de interés para los deportistas. Más recientemente se han ido desarrollando programas diseñados para reforzar poblaciones salvajes de especies en peligro con individuos criados en cautividad. Tales esfuerzos dependen no solamente de la reproducción exitosa en cautiverio de la especie en peligro sino también de la capacidad de los individuos liberados de hacer la transición hacia la vida salvaje. Un enfoque todavía más ambicioso es la restauración de hábitats degradados, lo cual es muy caro pero sus resultados pueden ser dramáticos en la restauración de humedales, por ejemplo.

Los santuarios –también llamados reservas y refugios- han sido muy importantes en la conservación de la vida silvestre desde mediados del siglo 19. Los grandes parques nacionales han dado la protección y el espacio necesario a los grandes depredadores y otros animales grandes de praderas, lo mismo que la ausencia de interferencia humana necesaria para que las aves puedan anidar; en muchas partes también sirve para disminuir parcialmente la presión ejercida por la cacería, en especial de aves acuáticas. La propiedad pública, que usualmente acompaña el establecimiento de los santuarios, facilita el manejo de la vida silvestre.


Ley de Protección a la Fauna Silvestre

Artículo 1. La presente Ley regirá la protección y aprovechamiento racional de la fauna silvestre y de sus productos, y el ejercicio de la caza. 

Artículo 2. A los efectos de la presente Ley se considera fauna silvestre: 

Los mamíferos, aves, reptiles y batracios que viven libremente y fuera del control del hombre en ambientes naturales y  que no pueden ser objeto de ocupación sino por la fuerza;

Los animales de igual naturaleza amansados o domesticados, que tornen a su condición primitiva y que por ello sean susceptibles de captura, como lo son los animales silvestres apresados por el hombre y que posteriormente recobren su libertad.

Aquí puedes leer completamente la Ley Protección a la Fauna Silvestre

Es necesario llamar a la reflexión referente a la necesidad de adaptar esta Ley al entorno que vive en la actualidad la realidad tanto en el Medio Ambiente como en la fauna y flora silvestre, esto debido a una serie de animales que bien es cierto que en la Ley no se encuentran especificados, se encuentran al punto de extinción debido a la caza o comercialización ilegal, ajustándose de esta manera a lo expuesto en nuestra Constitución Nacional en materia ambiental, al igual que en materia de sanciones a través de las multas y penas respectivamente, las cuales no se ajustan de acuerdo a la actualidad y realidad según la Unidad de crédito respectivamente, y esto debido al año en que fue creada la misma, a diferencia de nuestra Ley Penal del Ambiente y nuestra Ley Orgánica del Ambiente, las cuales se ajustan a la realidad.

De aquí la importancia que se le dio en materia ambiental el Plan de la Nación 2007-2013 y el actual Plan Nacional de Desarrollo, el Plan Patria 2013-2019, específicamente en su capítulo V.

Como lo mencione al principio, la fauna silvestre cumple un rol de suma importancia para con el ecosistema, por ende en el Medio Ambiente como única forma sustentable y generadora de la vida tanto para nosotros en este momento histórico como para nuestras futuras generaciones, donde todas aquellas acciones y actividades para su protección, conservación y buen aprovechamiento no está de más, debido a las enormes exigencias que serán delimitadas en un futuro próximo, como es el caso de la escases de alimentos en el planeta y la extinción de especies que se ven vulnerables no solo por el factor de alteración del Ambiente, sinó adicional a esto el uso indiscriminado por parte del hombre y su irracionalidad e irrespeto con fines lucrativos.


¿Cual es el Día Mundial de la Vida Silvestre?

La Asamblea General de las Naciones Unidas decide proclamar el 3 de marzo Día Mundial de la Naturaleza.

El 20 de diciembre de 2013 la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 68/205 "decide proclamar el 3 de marzo, día de la aprobación de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, Día Mundial de la Naturaleza".
En este Día Mundial de la Vida Silvestre, exhorto a todos los ciudadanos, las empresas y los gobiernos a desempeñar el papel que les corresponde en la protección de los animales y las plantas silvestres. Las medidas que adoptemos cada uno de nosotros determinarán el destino de la fauna y flora silvestres del mundo. ¡El futuro de la vida silvestre está en nuestras manos!»

 ¿Que podemos hacer?

Todos podemos ayudar

Aunque los seres humanos seamos el mayor peligro para la vida silvestre, también somos su única esperanza. En todo el mundo, tanto individuos y pequeños grupos como grandes organizaciones, corporaciones y gobiernos están haciendo su parte para garantizar un futuro más seguro para nuestra vida silvestre; y para nosotros. Desde recortar la demanda de productos derivados de animales, establecer y aplicar leyes contra el tráfico ilegal de animales, y hacerse voluntario de organizaciones de conservación que ayudan a proteger especies en peligro de extinción, los héroes de la conservación combaten los  peligros a los que se enfrentan los animales de la Tierra.

Las mejores maneras de ayudar a conservar la vida silvestre

: !Unirse para salvar la vida silvestre!
Hay más de 7.000 millones de personas en la Tierra. Es de imaginar cuando se lograría si cada uno de nosotros se comprometiera a hacer algo (sin importar que sea pequeña) para proteger la fauna silvestre cada día. Incluso las pequeñas acciones pueden tener un gran impacto cuando trabajamos todos juntos. A continuación se presentan algunas maneras en las que puedes marcar la diferencia:

1. Adoptar.
Desde animales salvajes a lugares salvajes, hay una opción para todos. Junto con los compañeros de clase, se puede adoptar a un animal de una organización de conservación de fauna silvestre, como el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). Las adopciones simbólicas ayudan a financiar organizaciones.

2. Hacerse voluntario.
Si no se puede dar dinero, se puede donar tiempo. Muchas organizaciones y zoológicos tienen programas de voluntariado. Se puedes ayudar a limpiar las playas, a rescatar animales salvajes o a enseñar a los visitantes.

3. Visitas.
Los zoológicos, acuarios, parques nacionales y refugios de fauna silvestre son hogar de muchos animales salvajes. Con una visita a esos lugares se puede aprender más sobre las especies de nuestro planeta, escuchando a los expertos. Es muy útil mirar de cerca a las criaturas más increíbles de la Tierra.

4. Donar.
Cuando se visite los zoológicos y las reservas naturales locales, es recomendable pagar el precio de la entrada. Las donaciones ayudan a mantener estas áreas de conservación vital.

5. Pronunciarse.
Compartir con la familia y los amigos la pasión que se siente por la conservación de la fauna silvestre. Decirles a los amigos cómo pueden ayudar. Pedir a quién se conoce que se comprometa a hacer lo posible por acabar con el tráfico de la fauna silvestre.

6. Comprar con responsabilidad.
Al no comprar productos fabricados con partes de animales en vías de extinción se puedes lograr que el tráfico de la fauna silvestre deje de ser un negocio que genere beneficios.

7. Dar una mano.
La basura no es sólo fea, sino que es dañina. Las cabezas de las aves y de otros animales pueden quedar atascadas en las anillas de plástico. Los peces se pueden enredar en las redes. Además, la basura contamina los recursos naturales de todos. Se puede ayudar mucho tirando la basura en los lugares destinados a ello.

8. Reciclar.
Se pueden encontrar nuevas maneras de usar cosas que se tiene. Si no se puedes reutilizar esos materiales, reciclarlos. El zoológico de Minnesota anima a sus visitantes a reciclar los celulares para reducir la demanda del mineral coltán, que se extrae de bajíos donde viven los gorilas.

9. Restaurar.
La destrucción de su hábitat es la principal amenaza para el 85 por ciento de especies amenazadas y en peligro de extinción, de acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. SE puede ayudar a reducir esta amenaza plantando árboles en esos hábitats, restaurando pantanos o limpiando las playas de la zona donde se vive.

10. Participar, unirse.
Si a uno lo gusta la protección de los hábitats naturales, o la prevención del tráfico de fauna silvestre, se puede encontrar una organización dedicada a esos esfuerzos. Es recomendable hacerse miembro de esa entidad. Informarse y apoyar activamente a la organización que se haya elegido.

Ningún acto de conservación es demasiado pequeño. Es posible que no podamos recuperar las especies que ya hemos perdido, pero muchas otras a punto de extinguirse necesitan nuestra atención y acción inmediatas. No seas parte del problema. Sé la solución: Respeta y protege la vida silvestre de la Tierra.


 Conclusiones

En la actualidad, el concepto inicial de "vida silvestre" (equivalente a fauna salvaje) se ha ido ampliando para incluir no solamente animales sino también a plantas y ecosistemas (incluso paisajes) y vendría a incluir la flora silvestre y la fauna salvaje de una región dada, aún cuando todavía se le dé énfasis a los animales.

Flora silvestre son las plantas de una región que crecen sin cultivar; aunque pudieran incluirse las malezas de los cultivos, es preferible no incluir las especies que crecen en los campos de cultivo (cultivadas o no).

Fauna salvaje es el conjunto de animales que no han recibido la domesticación o cría por los humanos o que posteriormente han adquirido la condición salvaje en escapes accidentales o por razón de programas de repoblación de fauna.

Se puede encontrar en todo ecosistema algún rastro de vida silvestre. Todos los trópicos naturales como los bosques, desiertos e incluso áreas urbanas, poseen vida salvaje. Aunque se suele decir que el término habla de los animales que no han sido tocados por el hombre; se está de acuerdo que la vida silvestre está influenciada de alguna manera por la actividad de la raza humana.

La conservación de la vida silvestre es la conservación de especies de animales y plantas que se encuentren en estado salvaje. Esta es una conservación especial cuyo objetivo es que pueda continuar adelante el ciclo de reproducción de las especies sin que las mismas sean amenazadas. Al hablar de conservación se implica que no serán las generaciones actuales quienes podrán ver los resultados de la misma, sino las generaciones futuras.

La vida silvestre también se traduce en migración y turismo. Muchos países han desarrollado su sector turístico alrededor de sus paisajes naturales. Los países africanos, han logrado atraer a través de la historia a personas de todo el mundo, gracias a su rica cultura de vida salvaje.


Para el Lector Interesado:






¿Sabías Qué?

Los seres humanos poseemos una curiosidad innata, y está comprobado que, si dejamos de estimularla, el aburrimiento adormecerá nuestra inteligencia.

Para saciar esa curiosidad, creamos contenidos de Educación Ambiental de la más alta calidad, y sólo pedimos que nos ayuden a difundirlos por favor:

También te puede interesar

4388133490047770902

También te puede interesar

Publicar un comentario

Síguenos

Lo más destacado

item