Tipos de Reciclaje

Tipos o Clases de Reciclaje


Tipos o Clases de Reciclaje 

Reciclar es la aplicación de procesos sobre un material para que este pueda ser utilizado nuevamente. Esto permite disminuir la degradación del planeta así como también reducir el consumo de recursos naturales.

Los tipos de reciclaje se pueden clasificar, por el método que se utilice, por el tipo de materiales que se reciclen o por la escala (gran escala o pequeña escala), en que se haga, entre otras formas de clasificación.

Reciclaje a pequeña escala.- Es aquel que se realiza por personas individualmente o pequeñas organizaciones (por ejemplo el que se realiza dentro de una familia o en un grupo escolar, con fines ecologistas. Consiste generalmente en la separación y clasificación de los componentes reciclables (cartón, papel, vidrio, plástico, metales (y su entrega a empresas o instituciones que captan el material reciclado, para su reincorporación al sistema productivo, mediante la refundición de metales o la elaboración de papel y cartón reciclado.

Reciclaje a gran escala.- Se trata de la sistematización del reciclaje, realizado generalmente por instituciones públicas y empresas (estas últimas generalmente como búsqueda de un beneficio económico), que lo realizan a gran escala, comprando los materiales desechados para reciclarlos. Estos materiales pueden ser el resultado de la recolección realizada por particulares o por pequeñas empresas dedicadas a la recolección de productos reciclables (pet y otros plásticos, metales, papeles, etc.), dando una módica paga por cada kilo de material separado (de este tipo de trabajo viven muchas familias, en lugares generalmente pobres), con lo que se realiza una inversión módica para la obtención de las materias reciclables, que por la cantidad de volumen que consiguen captar y reciclar las empresas, representa un costo mucho menor al que se necesitaría para la extracción de su equivalente en nuevos materiales, ya sea por medio de la explotación minera de metales, la petroquímica para los plásticos, o la tala de árboles para la elaboración de papel.


Tipos de reciclaje según el origen de la basura:

Reciclaje orgánico.- El reciclaje de los productos orgánicos consiste en la separación de los restos orgánicos que se encuentran en la basura (generalmente y mayoritariamente desechos de comida), que luego de su separación pueden ser utilizados para la alimentación de ganado (en especial en cuanto a los restos de alimentos que quedan tras el procesamiento de alimentos en fábricas y desechos de esta índole, de cultivos, mercados, etc.), o son tratados para que se produzca composta y se utilice como abono natural para las plantas.

Reciclaje inorgánico.- Estos son separados del resto de la basura y así mismo se separan en cada tipo de sustancia (metales, vidrios, papel, plásticos, y demás), para su ulterior procesado y reintegración a la “vida útil”, como productos reciclados.

Tipos de reciclaje según el material que se recicla:


Reciclaje de Cartón

El reciclaje de cartón sigue un proceso muy similar al reciclaje de papel, por lo que se puede obtener separando correctamente este material, y depositándolo en los contenedores de color azul. No obstante, no hay que pensar únicamente en la solución rápida y sencilla, que es desprendernos de este material, sino intentar reaprovecharlo siempre que sea posible.

Muchos de los productos que adquirimos, como pequeños electrodomésticos, vienen en cajas de cartón que se pueden reaprovechar para otros usos, como guardar ropa de otra temporada, zapatos, libros...

Es más, si le dedicamos algo de tiempo forrándolas, podremos tener unas bonitas cajas a nuestro gusto, sin necesidad de comprarlas.


Reciclaje de cartón

El papel y el cartón están fabricados principalmente a partir de fibra de celulosa virgen obtenida de especies vegetales o recuperada a partir de papel y cartón usados.

El primer paso para su reciclaje es la separación en origen gracias a la recogida selectiva; mediante esto, los hogares y los comercios pueden separar el papel y el cartón y facilitar el reciclaje. Hay que destacar que si el papel o el cartón están manchados con productos orgánicos no sirven.

El papel es un material 100% reciclable y sirve para fabricar papel nuevo. Una vez recogido se transporta a un almacén de un gestor de residuos, donde se clasifica por tipos, se enfarda y se envía a la fábrica papelera.

Básicamente, el residuo de papel se mezcla con agua en el púlper y se agita. Se separan de las grapas y demás y se incorporan sustancias tensioactivas con el fin de eliminar la tinta que queda en la superficie. La suspensión de las fibras se somete a un secado sobre una superficie plana, para recuperarlas. Después se las hace pasar por unos rodillos que las aplanan y compactan, saliendo finalmente la lámina de papel reciclado.

El número de veces que se puede reciclar tiene un límite ya que se van perdiendo parte de las fibras que constituyen la pasta, por lo que se añade una pequeña proporción de fibras vírgenes.2

Como ya hemos estado aprendiendo la gran mayoría de los productos de uso cotidiano tienen un propósito luego de ser utilizados, ya que su reciclaje es posible en la fabricación de nuevos materiales, o en la disposición de nuevos usos.

Un deshecho común en cualquier casa en grandes cantidades es el cartón. La mayoría de los productos vienen en cajas que pueden ser fácilmente aprovechables o reciclables, representando un gran beneficio para el medio ambiente.

caCada tonelada de cartón reciclado representa un ahorro de dos metros cúbicos de vertedero, 140 litros de petróleo, 50.000 litros de agua y la emisión de 900 kilos de dióxido de carbono.


Beneficios de reciclar cartón

Es importante reciclar cartón ya que aproximadamente por cada tonelada de cartón reciclado, se ahorran 140 litros de petróleo, 50000 litros de agua, dos metros cúbicos de espacio en un vertedero, y 900 kilos de dióxido de carbono, frente a un cartón obtenido de materias primas.

El cartón a diferencia del papel, posee unas cualidades que lo hacen muy resistente. Además permite una gran manipulación por lo que con un poco de maña, podemos crear objetos y muebles diseñados con cartón.

Ejemplos de reciclaje de cartón

Aquí os dejamos algunos ejemplos de reciclaje de cartón muy creativos que tu mismo puedes hacer. Recuerda que el cartón es un material muy resistente y al que se le puede dar muchos usos prácticos.

casa carton

Aprovechar el cartón:

Las cajas grandes y fuertes pueden ser forradas y utilizadas para colocar los juguetes de los chicos, también éstos mismos pueden personalizarlas pintándolas o haciéndole cartapesta con papel reciclado, de esta manera tendrán una actividad divertida para hacer en familia.

Cuando una caja de cartón aún esté aprovechable es importante reutilizarla para prescindir que nos den una caja nueva en el sitio donde compremos.

Reciclar el cartón:

Cuando nos queden pedazos de cartón, cajas rotas, envoltorios, etc…lo indicado es acumularlo y luego llevarlo a un centro de recolección de papeles y cartones en desuso, los que mediante un proceso realizarán papel reciclado y nuevos materiales de cartón prensado.


Reciclaje de Aluminio

Reciclaje de aluminio
Las latas de aluminio son ligeras, cómodas, portátiles y mantienen las bebidas frías. A menudo se utilizan para envasar refrescos, cerveza y otras bebidas y representan casi la totalidad del envasado en el mercado para algunos productos. 

Algunos hechos 

Reciclaje de Aluminio• En 2010, los Estados Unidos han generado alrededor de 1,9 millones de toneladas de aluminio, envases y embalajes. Alrededor de 1,5 millones de toneladas de aluminio se utilizaron para fabricar productos duraderos y no duraderos, como electrodomésticos y piezas de automóviles.

• La cantidad total de la corriente de aluminio en los residuos sólidos urbanos - 3,4 millones de toneladas-representa el 1,4 % de la generación total de este en el año 2010. En 1960, el aluminio en los residuos sólido urbanos fue de sólo el 0,4 % de la producción del mismo (340.000 toneladas).
• Los estadounidenses desecharon alrededor de 2,7 millones de toneladas de aluminio. La mayor fuente de aluminio en la corriente de los residuos sólidos urbanos ha sido utiliza para envases de bebidas y otros recipientes de envasado.

• En 2010, el 50 % de aluminio para la cerveza y envases para bebidas gaseosas generadas fueron reciclados (alrededor de 0,7 millones de toneladas).
• Los automóviles también contienen aluminio, pero este aluminio no se calcula por lo general mediante las medidas de generación del los residuos sólidos urbanos, reciclado o eliminación.


¿Que es Reciclaje de Aluminio?

El reciclaje del aluminio es un proceso mediante el cual, los desechos de aluminio pueden ser convertidos en otros productos tras su utilidad primaria. Este proceso implica simplemente refundir el metal, lo cual es mucho más barato y consume mucha menos energía que la producción de aluminio a partir de la electrólisis de la alúmina (Al2O3), la cual primero tiene que extraerse de la mina de bauxita y después ha de refinarse usando el proceso Bayer. Reciclar aluminio desechado requiere solamente el 5% de la energía que se consumiría para producir aluminio de la mina.1 Por este motivo, aproximadamente el 31% de todo el aluminio producido en los Estados Unidos viene de chatarra reciclada.2

Fue una práctica común desde principios del siglo XX, y se usó con mucha frecuencia durante la Segunda Guerra Mundial, por lo que el reciclaje del aluminio no es una nueva tendencia. De todas formas, hasta finales de los años 1960, fue una práctica minoritaria, cuando la popularidad del aluminio creció exponencialmente debido al uso de las latas de refresco, que propició la conciencia del reciclaje del aluminio.3

Las fuentes de las que se toma el aluminio para su posterior reciclaje incluyen aeronaves, automóviles, bicicletas, botes, ordenadores, material de menaje, canalones, frisos, cables, y otros muchos productos que requieren un material ligero pero fuerte, o un material con alta conductividad térmica. Ya que el reciclaje no daña la estructura del metal, el aluminio puede ser reciclado indefinidamente y ser usado para producir cualquier producto que hubiera necesitado aluminio nuevo.


Proceso Reciclaje de Aluminio

Las latas de bebidas hechas de aluminio son comúnmente recicladas de la siguiente forma básica:

Las latas son primero separadas de los residuos sólidos normalmente usando un separador electromagnético.

Se cortan las latas en piezas pequeñas y de igual tamaño para minimizar el volumen y facilitar el trabajo de las máquinas que trabajan con el material.

Se limpian estos trozos química o mecánicamente.

Estos trozos se hacen grandes bloques para minimizar el efecto de la oxidación cuando se fundan, pues la superficie del aluminio se oxida instantáneamente cuando se expone al oxígeno.
Se cargan los bloques en los altos hornos y se calientan a 750°C ± 100°C para conseguir aluminio fundido.

Se retira la escoria y el hidrógeno disuelto y se desgasifica. El aluminio fundido disocia rápidamente el hidrógeno del vapor de agua y de los contaminantes hidrocarbonados.

Se toman muestras para un análisis espectroscópico. Dependiendo del producto final deseado, se añade a la mezcla aluminio de alta pureza,para conseguir unas especificaciones adecuadas para la aleación. Las 5 aleaciones de aluminio más usadas son, aparentemente, aluminio 6061, aluminio 7075, 1100, 6063, y 2024.5

El alto horno se abre, se saca el aluminio fundido y se repite el proceso para un nuevo lote de metal desechado. Dependiendo del producto final puede ser moldeado en lingotes, molduras o barras en forma de grandes bloques para su posterior laminación, atomización, extrusión, o transporte en estado fundido a otras instalaciones de fabricación para seguir su procesamiento.


Importancia y beneficio Reciclaje de Aluminio

El reciclado del aluminio constituye uno de las actividades más exitosas para lograr la preservación de la energía y del medio ambiente.

En la actualidad se calcula que el 40% de los residuos urbanos está compuesto por productos descartables, especialmente embalajes, de aquí la necesidad de practicar el reciclaje.

En Alemania los supermercados están obligados a recibir de vuelta el 60% de los envases de los productos vendidos, con el objetivo de reciclarlos. Los envases de bebidas deben respetar la proporción de 72% reutilizables y 28% descartables.  El objetivo es eliminar aquellos envases que no tengan denominación de descartables para beneficiar al medio ambiente.

El reciclaje del aluminio es una forma de subsistir para muchas personas. Familias enteras de  países en vías de desarrollo se dedican a recolectar latas de la basura,  para luego compactarlas y venderlas a empresas dedicadas al reciclaje del aluminio. Para estos  recolectores esta actividad representa una fuente importante de ingresos y su medio de vida.

El aluminio tiene otras características que le hace interesante para ser reciclado: 

Alto rendimiento energético: El reciclado de los productos de aluminio bajarán los costos de energía necesarios para producir el aluminio primario, que son del orden del 35% del costo total.

Utilización infinita: El mismo aluminio puede ser refundido o reciclado infinitamente sin perder sus características físico químicas.

Productos iguales: Los lingotes obtenidos en el reciclado pueden ser utilizados para hacer los mismos productos que fueron reciclados. La lata de aluminio reciclada volverá a ser lata.
Proceso controlado: El reciclaje genera residuos, los que tratados de forma adecuada no perjudicarán el medio ambiente.

Preservación de reservas naturales: El reciclado de una tonelada de aluminio propiciará la no utilización de 5 toneladas de bauxita. De esta manera se ayuda en la recuperación de los recursos naturales que tenemos en el planeta.

El reciclaje del aluminio generalmente produce varios ahorros importantes en materia económica y energética aún cuando se tienen en cuenta los costes de recogida, separación y reciclaje. Además, se producen ahorros a nivel nacional debido a la reducción del capital necesario para subvencionar y transportar la materia prima.

Los beneficios medioambientales de reciclar el aluminio también son grandes. Únicamente se produce el 5% del dióxido de carbono durante el proceso de reciclado comparado con la producción de aluminio desde la materia prima, siendo este un porcentaje aún menor cuando se toma en cuenta el ciclo completo de su extracción en la mina y su transporte hasta la planta de producción. La producción de una lata a partir de aluminio reciclado requiere un 95% menos de energía de la que sería necesaria para hacerla desde materiales vírgenes.

Beneficios mediombientales

El proceso de reciclado del aluminio favorece al medio ambiente, a la economía y a las personas. Producir aluminio a partir de chatarra provoca un ahorro del 95% de la energía que se utilizaría para producir a partir del mineral virgen.

El 100% del aluminio puede ser reciclado sin que disminuya su calidad. Durante el proceso del reciclado no cambian sus características del material. Además no es necesario eliminar otro tipo de materiales adheridos porque tanto la tapa como la lata son de aluminio.

El hecho de que las latas vacías se pueden aplastar ayudan ocupando muy poco volumen para su transporte.

Algunas recomendaciones para que en casa ayudemos a minimizar el impacto ecológico que provocan estos materiales:

Consumir productos con envases retornables.
Evitar las latas y procurar consumir comida fresca.
Solicitar contenedores para latas.
Evitar la adquisición de productos con envase metálico si no resulta estrictamente necesario.

Reciclaje secundario de Aluminio

Reciclaje secundario de aluminio
La escoria resultante de la producción primaria del aluminio, de color blanco , y de su reciclaje secundario todavía contiene un porcentaje importante del metal que puede ser extraído industrialmente.6 Este proceso crea bloques de aluminio, al igual que un material de desecho altamente complejo, el cual resulta complicado de manejar. Reacciona con el agua, liberando de esta manera una mezcla de gases que incluye hidrógeno, acetileno y amoníaco, y que espontánemente entra en combustión al contacto con el aire;7 el contacto con aire húmedo provoca la liberación de importantes cantidades de gas amoniaco. A pesar de estas dificultades, de todas formas, se le ha encontrado un uso a estos desperdicios como relleno para asfalto y hormigón.


Reciclaje de Vidrio

El Reciclaje de vidrio es uno de los materiales que permiten reutilizar una gran parte del material desechado, de ahí su importancia. La forma ideal para recilar vidrio, consiste en almacenar en nuestros hogares, todo tipo de tarros, botellas o envases de vidrio, para después depositarlos en los contenedores o iglús, de color verde. Es importante tener en cuenta que deberemos retirar cualquier otro material de estos productos, como tapones, anillas, y si es posible, el papel de las etiquetas. De esta forma, facilitaremos en gran medida el proceso de reciclaje del vidrio, siendo este mucho más rápido y económico. Gracias a campañas publicitarias de concienciación sobre este tipo de reciclaje, es uno de los materiales que más se reciclan en la actualidad.

Durante siglos, el vidrio ha servido como un recipiente de envasado universal, albergando en su interior productos alimenticios de lujo, como el vino y el aceite de oliva. Hoy en día, los fabricantes utilizan el vidrio para todo tipo de productos desde las bebidas gaseosas al perfume. El vidrio en muchos artículos, desde una botella de refresco a su ordenador personal, puede ser reciclado una y otra vez sin perder su fuerza. 

Algunos hechos 

• Los estadounidenses generaron 11,5 millones de toneladas de vidrio de residuos sólidos urbanos en 2010.
• Alrededor del 27 % del vidrio fue recuperado para su reciclaje.
• El reciclado de vidrio aumentó de 750.000 toneladas en 1980 a más de tres millones de toneladas en 2010.
• Comida, refrescos, cerveza, vino, y envases de bebidas alcohólicas representan la mayor fuente de vidrio generado y reciclado.
• El vidrio en bienes duraderos, como muebles, electrodomésticos y en especial la electrónica de consumo, envuelven las fuentes del vidrio para el consumidor posterior.


¿Que es Reciclaje de Vidrio?

El reciclaje de vidrio es el proceso mediante el cual se convierten desechos de vidrio en materiales que servirán para la creación de nuevos productos.

Este reciclaje permite reducir la cantidad de residuos destinados a vertederos, lo que supone un ahorro tanto de materias primas como de energía respecto a la fabricación de vidrio a partir de materias primas nuevas.

Origen del Residuo de Vidrio

El vidrio es un residuo muy abundante en el sector doméstico, comercial e industrial. Las ventajas de este material hace que sea muy apreciado para envasar líquidos.

En los hogares podemos encontrar envases de vidrio para alimentos y bebidas, así como frascos de colonias o cremas.

En los comercios, tanto para bebidas como para higiene: bares, hoteles, catering,...
En edificios municipales y eventos públicos.
En la industria, las fábricas de bebidas tienen cierta cantidad de botellas dañadas o no aptas que deben ser recicladas.
En el año 2012, se reciclaron en España más de 1.145.400 toneladas de residuos de vidrio, según el INE

En ocasiones los diferentes tipos de vidrio son químicamente incompatibles, por lo que se requiere una selección previa a su procesado. Por ejemplo, el vidrio resistente al calor como el Pyrex o vidrio borosilicatado no debe ser colocado en el contenedor de reciclaje de vidrio, ya que únicamente una pieza de dicho material alteraría las propiedades de viscosidad del fluido en el horno, en el momento de volver a fundir la mezcla.

Para su adecuado reciclaje el vidrio es separado y clasificado según su tipo, normalmente asociado a su color, por lo que una clasificación general es la que los divide en verde, ámbar o café y transparente.

El proceso de gestión sigue con una separación de todo material impropio, como son tapas metálicas y etiquetas.

Seguidamente el vidrio, ya limpio, se tritura formando un polvo grueso denominado calcín, que sometido a altas temperaturas en un horno, se funde junto con arena, hidróxido de sodio y caliza para fabricar nuevos productos que tendrán idénticas propiedades con respecto al vidrio fabricado directamente de los recursos naturales.


Proceso de reciclaje del vidrio

Este proceso del reciclaje del vidrio, tiene un ciclo circular tal como vemos en la imagen. Como vemos, tras el uso de este material, y si lo depositamos en los contenedores verdes, el vidrio pasa por una fase de recogida, para su posterior tratamiento en una planta de reciclaje. Vemos como de esta sencilla forma, hacemos que el vidrio pueda tener muchas más vidas y por tanto generamos una menor cantidad de residuos.

Como ya hemos dicho, el vidrio no tiene límite en la cantidad de veces que puede ser reciclado, sin perder además calidad, algo que sí pasa por ejemplo en el reciclaje del papel.

Se estima que con el proceso de reciclar vidrio, se ahorra un 30% de energía respecto a obtenerlo por primera vez.


Ventajas del Reciclaje de Vidrio

El reciclado de vidrio entraña beneficios sociales, ambientales y económicos, ya que genera un significativo ahorro energético. Por  cada 3.000 botellas que se depositan en el iglú se ahorran 130 kg de fuel, debido a que el vidrio que se recicla funde a una temperatura más baja. La energía requerida para fundir la fórmula del vidrio, puede disminuir hasta la mitad, dependiendo de la cantidad de vidrio que se introduzca al horno. De hecho, el vidrio reciclado ahorra de un 25% a un 32% de la energía utilizada para producir vidrio nuevo.

Si hiciéramos una extrapolación de datos para trasladar el ahorro energético a una situación doméstica podríamos afirma que tan sólo con la energía que ahorra el reciclaje de una botella sería posible mantener encendida una bombilla de 100 vatios durante 4 horas.

Aunque el ahorro energético que se logra es importante, no es el único beneficio que produce la recogida selectiva de estos envases y de este material y su reciclado para su posterior reutilización. El ahorro de materias primas que está logrando el progresivo aumento de las cifras de recogida selectiva de vidrio evita la destrucción de terrenos por extracción y contribuye así a la preservación de los ecosistemas potencialmente afectados por esta industria: reciclando 3.000 botellas se ahorra una tonelada de materias primas. Utilizar vidrio reciclado supone usar menos recursos naturales, como la arena sílica, que debe extraerse de las minas en un proceso que, además, requiere un elevado consumo energético.

Asimismo, estas prácticas reducen la contaminación de los suelos, ya que no se puede obviar que 3.000 botellas depositadas en los contenedores de recogida selectiva equivalen a 1.000 kilos menos de basura.

Algo similar se puede decir de la incidencia del reciclado en la polución y la conservación de la calidad del agua. La contaminación del aire disminuye significativamente al reducir la quema de combustible y el consumo de agua disminuye a la mitad. Si durante la fabricación de vidrio utilizáramos la mitad del material reciclado y la otra mitad de materia prima, se ahorraría el 50 por ciento del agua que normalmente se utiliza y bajaría en un 20% la contaminación del aire.

Estas características y las indudables ventajas socioeconómicas, y por supuesto ambientales, que conlleva el reciclado han facilitado una creciente sensibilización social en relación con esta cuestión, aunque las cifras de recogida de envases usados todavía están lejos de alcanzar las que registran otros países de nuestro entorno.

La industria vidriera española utilizó en 2001 como materia prima para la fabricación de nuevos envases 1.602,2 millones de botellas y tarros de vidrio provenientes del reciclado de estos envases. Del total de envases introducidos en los hornos vidrieros, cerca del 70% -alrededor de 1.094 millones- procedió de los envases de vidrio que los ciudadanos depositaron durante el pasado año en los contenedores específicos. Los 509 millones de envases restantes provinieron de grandes áreas de aportación o plantas de envasado.

 AHORRO 
Se ahorra energía, ya que la temperatura de fusión del  nuevo vidrio es inferior a la de la materia prima original.

 ECONOMÍA 
El reciclaje supone un importante ahorro económico, ya que los vertederos tardan en llenarse mucho más si cada trozo de vidrio se deposita en el contenedor.

 MATERIAS PRIMAS  
El reciclaje de vidrio también supone un gran ahorro de materias primas. Por cada tonelada del nuevo se ahorran 1.200 kg de materias primas.



Uso secundario el Vidrio Reciclado

En el Reino Unido, la industria de reciclaje de vidrio no puede consumir todo el vidrio que se ha ido acumulando a través de los años, principalmente debido a diferencias en la coloración entre el vidrio disponible y el que se consume. El reino Unido importa mucho más vidrio verde en forma de botellas de vino del que consume, llevando a un exceso para reciclar.

El exceso resultante de vidrio verde, puede ser exportado a los países productores, o utilizado localmente en la creciente diversidad de usos secundarios para el vidrio.12 La empresa que gestiona los puntos de recogida, Cory Environmental envía vidrio del Reino Unido a Portugal.13

El uso de vidrio reciclado como un agregado al cemento se ha vuelto popular, con investigaciones a gran escala llevándose a cabo en la Universidad de Columbia de Nueva York. Esto incrementa la apariencia estética del cemento. Según se ha investigado, la adición de vidrio al cemento incrementa la durabilidad y resistencia del cemento, así como el aislamiento térmico.14 Mercados secundarios para el reciclaje de vidrio pueden incluir:

Productos de aislamiento
Vidrio en productos cerámicos de sanitarios
Vidrio para la fabricación de ladrillos
Vidrio en césped artificial
Arena para los bunkeres de golf
Fregaderos y mesas de cocina
Sistemas de filtrado de agua
Vidrio como material abrasivo
Vidrio como agregado en materiales de construcción



Reciclaje de Plástico

Los plásticos juegan un papel importante en casi todos los aspectos de nuestras vidas. Los plásticos se utilizan para la fabricación de productos de uso cotidiano, tales como envases de bebidas, juguetes y muebles. El uso generalizado de plásticos exige una buena gestión de vida del producto hasta su fin. Plásticos representan más del 12 % de la cantidad de residuos sólidos urbanos, un aumento espectacular desde 1960, cuando los plásticos fueron menos del 1% del flujo de residuos. 

La categoría más amplia de plásticos no sólo se encuentra en envases y embalajes (por ejemplo, botellas de refrescos, tapas, botellas de champú), sino que también se encuentran en los bienes duraderos (por ejemplo, electrodomésticos, muebles) y no duraderos (por ejemplo, pañales, bolsas de basura, vasos y utensilios, dispositivos médicos).


¿Que es Reciclaje de Plástico?


El reciclado de plástico es el proceso de recuperación de desechos de plásticos.

Las tres principales finalidades del plástico reciclado son la reutilización directa, el aprovechamiento como materia prima para la fabricación de nuevos productos y su conversión como combustible o como nuevos productos químicos.

Los plásticos suponen una grave amenaza para el medio ambiente por dos motivos principales; su utilización masiva en todo tipo de productos y su lenta degradación. Se estima que tarda unos 180 años en descomponerse aunque este periodo varía en función del tipo de plástico.

Los plásticos más comunes que se reciclan, son el PVC y el PET, siendo el primero mucho más contaminante para el medio ambiente. Puedes ampliar más información sobre el reciclaje de PET.


Proceso Reciclaje de Plastico

Antes de su reciclaje, los plásticos se clasifican de acuerdo a su tipo de resina. Aunque se han utilizado varios métodos a lo largo del tiempo para distinguir las resinas, actualmente se utilizan los infrarrojos. Después de separarlos se trituran y se eliminan las impurezas, como las etiquetas de papel. Luego se funde y se divide en esferas pequeñas que posteriormente se utilizan para la fabricación de otros productos.

Existen tres principales tipos de reciclaje:

Reciclaje mecánico: método que consiste en separar los plásticos por clase, lavarlos y triturarlos hasta convertirlos en pequeños trozos que se fundirán en moldes para producir nuevos productos.


Reciclaje químico: método que consiste en la degradación del plástico mediante calor para resultar nuevamente moléculas simples.


Recuperación energética: método que convierte el plástico en un combustible para la generación de energía.

En España el reciclaje mecánico es el más extendido seguido del químico. El vertedero sigue siendo el destino mayoritario para todo el plástico que se desecha en España, alcanzando el 65%.

En América Latina la conciencia ambiental está dando sus primeros pasos, lo cierto es que en Argentina se han logrado avances importantes.La crisis económica de 2001, la creciente conciencia ambiental y el éxito de los programas de reutilización de residuos plásticos implementados en varios países, ha servido para que tanto el gobierno como los empresarios y los ciudadanos argentinos conviertan el reciclaje no sólo en una manera de contribuir al cuidado del medio ambiente sino también en una magnífica oportunidad de negocio y en una fuente más de empleo. Actualmente las empresas recicladoras tienen plantas en 12 provincias del país y día a día surgen programas rurales y urbanos de reciclaje, en los que el proceso empieza en los hogares argentinos y termina en la elaboración de gránulos, hojuelas o de algún producto terminado para consumo interno o exportación: desde bolsas de residuos, sunchos, botellas sopladas y juguetes, hasta productos para la industria textil, alimenticia, automotriz y de la construcción. El proceso más utilizado en el país es el reciclado mecánico. Aunque otros países latinoamericanos, como México, van más adelantados en la investigación e implementación del reciclado químico, cuyo objetivo es la recuperación de los componentes químicos para reutilizarlos en nuevos plásticos para reducir algunos costos y lograr la misma calidad de un polímero original, en Argentina este proceso es aún incipiente

Aunque otros países latinoamericanos, como México, van más adelantados en la investigación e implementación del reciclado químico, cuyo objetivo es la recuperación de los componentes químicos para reutilizarlos en nuevos plásticos para reducir algunos costos y lograr la misma calidad de un polímero original, en Argentina este proceso es aún incipiente.

Las empresas recicladoras argentinas trabajan con PET, PEAD, PVC, PEBD, PP, PS y otros plásticos tales como Policarbonato (PC), Poliamida (PA), ABS, SAN, EVA, Poliuretano (PU) y Acrílico (PMMA).

Los destinos para el plástico reciclado son los siguientes mercados:

Piezas industriales
Botellas y bidones
Láminas y bolsas
Tuberías
Perchas, calzado y mobiliario
Menaje del hogar


Importancia Reciclaje de Plastico

Se reducen los residuos en los vertederos.
Se ahorran combustibles no renovables, ya que los plásticos se fabrican a partir de petróleo.
Al final de su vida útil pueden ser utilizados como combustibles.
Se ahorran los recursos naturales.
Se reduce la cantidad de sustancias químicas tóxicas en el proceso del reciclaje.


¿Sabías que?

El plástico representa un 11% del total de nuestra bolsa de la basura.
La materia prima del pástico es el petróleo, un recurso no renovable.
El destino principal de los envases de plástico suele ser el vertedero 88%.
La incineración se aplica al 5%. y el reciclado el 7% (Solo el 2% de los envases de plástico consumidos en el hogar se recicla).
Existen más de 50 tipos diferentes de plásticos.
El plástico es muy dificíl su biodegradación.
Con plástico reciclado se puede hacer mobiliario de jardín, bancos, vallas, señales de tráfico, bolsas, cuerdas, etc.


Reciclaje de Papel


¿Que es Reciclaje de Papel?

El reciclaje de papel es el proceso de recuperación de papel ya utilizado para transformarlo en nuevos productos de papel. Existen tres categorías de papel que pueden utilizarse como materia prima para papel reciclado: molido, desechos de pre-consumo y desecho de post-consumo. El papel molido son recortes y trozos provenientes de la manufactura del papel, y se reciclan internamente en una fábrica de papel. Los desechos pre-consumo son materiales que ya han pasado por la fábrica de papel, y que han sido rechazados antes de estar preparados para el consumo. Los desechos post-consumo son materiales de papel ya utilizados que el consumidor rechaza, tales como viejas revistas o periódicos, material de oficina, guías telefónicas, etc. El papel que se considera adecuado para el reciclaje es denominado "desecho de papel.

El Reciclaje de papel es una de las formas de reciclar más beneficiosas para el medio ambiente, en gran parte por el coste medioambiental que tiene obtenerlo.

El reciclado de papel, tiene por norma general producir de nuevo papel, llamado papel reciclado. para obtenerlo, se consigue bien por papel molido, que es el que se obtiene de trozos y recortes de papel provenientes de manufacturas de papel, de papel pre-consumo o bien de papel post-consumo, que se obtiene principalmente de revistas, periódicos y todo tipo de documentos que solemos tirar.

Cuando la planta de reciclado selecciona el papel, y lo encuentra adecuado para reciclar, se le llama desecho de papel.


Proceso de Reciclaje de Papel

El proceso de reciclaje del papel, pasa por varias fases.

En primer lugar, la pastificación del papel, que consiste en añadir disolventes químicos para que las fibras del papel se separen.

El segundo paso del reciclado de papel consiste en una criba de todo aquel material que no es papel.

A continuación se centrifuga todo el material, para que estos se separen por su densidad, para su posterior paso, que es la flotación, donde se elimina la tinta con burbujas de aire.

Toda esta pasta de papel, se lava a continuación para eliminar las pequeñas partículas que pudieran quedar, para finalmente blanquear el papel con peróxido de hidrógeno o hidrosulfito de sodio.


Fábricas de procesamiento del Papel Reciclado 

Las Fábricas de procesamiento de papel reciclado utilizan el papel como materia prima. El papel recuperado se combina con agua en un contenedor grande llamado triturador que actúa como mezclador de fibras separando las hojas de papel unas de otras. La masa resultante pasa entonces a través de pantallas y otros procesos de separación para eliminar otros residuos, tales como tinta, arcillas, tierra, plástico y metales. La cantidad de contaminantes aceptables depende del tipo de papel que se vaya a producir. Equipos de separación mecánica incluyen pantallas finas y gruesas, limpiadores centrífugos, y la dispersión o unidades de amasado que rompen las partículas de tinta. Los procesos de destintado utilizan sistemas especiales ayudados por jabones u otros agentes activos para lavar o frotar la tinta y otras partículas fuera de la fibra. 

La fibra recuperada se puede utilizar para producir nuevos productos de papel hechos totalmente de fibra recuperada (es decir, 100% reciclada) o de una mezcla de fibra virgen y reciclada. La fibra no puede, sin embargo, ser reciclada una y otra vez. Se acepta generalmente que una fibra sea utilizada de cinco a siete veces antes de que sea demasiado corta (como resultado de reestructuración y otras manipulaciones) para ser utilizable en productos de papel nuevos. 

El papel reciclado de fibras largas de celulosa (tales como papel de oficina) tiene mayor flexibilidad para el reciclado, ya que puede ser utilizado para producir nuevos productos de papel que utilizan cualquiera de las fibras largas o cortas. El papel recuperado con fibras de celulosa cortas (como periódicos) sólo pueden ser reciclados en otros productos que utilizan las fibras cortas de celulosa. Por esta razón, el papel recuperado con fibras largas es generalmente de mayor valor que el papel recubierto con fibra corta


Papel reciclado

Es importante destacar que el papel reciclado tiene una peor calidad, ya que las fibras de las que se compone, se rompen en este proceso. En la actualidad, la práctica totalidad de los papeles se pueden reciclar, a menos que tengan tratamientos como los acabados brillos, plastificados o encerados. Otros papeles como el de envolver regalos tampoco es apto, por su baja calidad, lo que no permitiría obtener nuevo papel.

Recuerda que para reciclar papel, deberás depositarlo en el contenedor de color azul. Si tienes dudas, consulta esta página sobre los colores del reciclaje.

Importancia del Reciclaje de Papel

Mientras las sociedades modernas avanzan y el consumo de productos se acrecenta día a día, el reciclaje se ha convertido en la actualidad en uno de los métodos más importantes para recuperar parte de lo consumido de modo de poder transformarlo hasta que vuelva a ser consumible de vuelta. En este sentido, el reciclaje de papel es una de las formas más comunes y divulgadas de reutilización de un material que no es infinito.

Cuando hablamos de reciclaje de papel hacemos referencia al importantísimo proceso mediante el cual una persona puede transformar el papel utilizado en material que pueda recuperar nuevamente su uso original de modo de no desperdiciar la materia. El papel es un producto que toma como materia principal la celulosa obtenida de los árboles de variado tipo. De relativamente fácil confección, el papel es sin embargo, un producto poco durable que difícilmente pueda ser reutilizado sin un proceso de reciclaje previo y ahí radica entonces la importancia de esta acción ya que permite juntar cantidades significativas de papel para regenerarlas en algo nuevo.

El reciclaje de papel es quizás una de las formas más comunes y accesibles de reciclaje ya que cualquiera puede llevarlo a cabo si se cuenta con un bastidor y papel usado. A diferencia de lo que sucede con el reciclaje del vidrio o del plástico, el reciclaje de papel no implica el uso de grandes maquinarias e incluso ni siquiera de químicos que puedan ser nocivos a la salud, razón por la cual una persona cualquiera puede llevar a cabo este proceso en el mismo ámbito doméstico sin problemas.

Se considera que con el reciclaje de papel se ahorra material y se previene el continuo problema de la deforestación que es generada, entre otras cosas, para obtener madera y el papel que de ella se deriva. Esta situación hace que enormes espacios verdes como bosques y selvas se conviertan en amplios desiertos en los cuales la biodiversidad original se pierde y resulta imposible que crezca o florezca cualquier forma de vida. Numerosas corrientes y organizaciones plantean que la deforestación y el desmonte son dos actividades de las que difícilmente se pueda volver ya que el crecimiento y desarrollo de espacios naturales verdes lleva no sólo años sino décadas.

De este modo, recurrir al reciclaje de papel es una actividad importante debido a que permite reutilizar una parte interesante del material que de otro modo se desecharía sin demasiado problema y sin conciencia sobre los daños que día a día se generan.

Razones para reciclar

La industria del papel supone un efecto en el medio ambiente, tanto con las actividades previas (donde se adquieren y procesan las materias primas), como en las posteriores (impacto de eliminación de residuos). El reciclaje del papel reduce este impacto. Actualmente, el 90% de la pasta de papel está fabricada con madera. La producción de papel representa aproximadamente un 35% de árboles talados,3 suponiendo el 1,2% del volumen de producción mundial total.4

Reciclar una tonelada de papel de periódico ahorra aproximadamente una tonelada de madera, mientras que reciclando una tonelada de papel impreso o de copias se ahorra algo más de dos toneladas de madera. Esto se debe a que la fabricación de pasta requiere el doble de madera para retirar la lignina y producir fibras de mayor calidad que con los procesos mecánicos de fabricación. La relación entre las toneladas de papel reciclado y el número de árboles salvados no es banal, dado que el tamaño de los árboles varía enormemente y es el factor principal en la cantidad de papel que se puede obtener de un determinado número de ellos.

La mayoría de los fabricantes de pasta de papel llevan a cabo una reforestación para asegurar un continuo abastecimiento de papel. En Canadá, el Programa para la Aprobación de la Certificación Forestal (PEFC en inglés) y el Consejo de Manejo Forestal (FSC) certifican que el papel hecho de los árboles talados se ajusta a las guías de actuación, asegurando buenas prácticas forestales.5 Se estima que reciclar la mitad del papel mundial evitaría la tala de 20 millones de hectáreas (81.000 km²) forestales.6

A modo de resumen, algunas razones para reciclar papel son el ahorro de:

17 árboles adultos.
2,5 metros cúbicos de desperdicios.
27.000 litros de agua.
1440 litros de aceite.
4100 kilovatios-hora (14.700 megajulios) de energía.
27 kilogramos de contaminantes.
Por cada tonelada de papel reciclado, en comparación con la producción de esa misma tonelada de papel virgen

Los beneficios ambientales del reciclaje de papel son muchos: 

• Reduce las emisiones de gases de efecto invernadero que pueden contribuir al cambio climático al evitar las emisiones de metano y la reducción de la energía necesaria para una serie de productos de papel.
• Extiende el suministro de fibra y contribuye a la retención de carbono.
• Ahorro considerable de espacio en los vertederos.
• Reduce el consumo de energía y agua.
• Reduce la necesidad de la eliminación (es decir, el vertedero o la incineración, que disminuye la cantidad de CO2 que se produce.

Por otro lado, cuando los árboles se plantan para la fabricación de papel, el carbono es liberado, generalmente en forma de dióxido de carbono. Cuando la tasa de absorción de carbono supera a la tasa de liberación, el carbono se dice que está "secuestrado". Este secuestro del carbono reduce las concentraciones de gases de efecto invernadero mediante la eliminación de dióxido de carbono de la atmósfera.












¿Sabías Qué?

Los seres humanos poseemos una curiosidad innata, y está comprobado que, si dejamos de estimularla, el aburrimiento adormecerá nuestra inteligencia.

Para saciar esa curiosidad, creamos contenidos de Educación Ambiental de la más alta calidad, y sólo pedimos que nos ayuden a difundirlos por favor:

Relacionado

conciencia ambiental 8620774284509648337

Publicar un comentario

Redes Sociales

item