Reforestación

Reforestación


Reforestación

Contenido

  • Introducción
  • ¿Que es reforestación?
  • ¿Cual es la historia de la reforestación?
  • ¿En qué consiste la reforestación?
  • ¿Cuales son los objetivos de la reforestación?
  • ¿Cuales son las Características a considerar para la reforestación?
  • ¿Cuales son los tipos de Reforestación?
  • ¿Cual es la importancia de la reforestación?
  • ¿Cuales son los beneficios de la reforestación?
  • ¿Cuales son las amenazas de la reforestación?
  • ¿Qué ocasiona la falta de árboles?
  • Impactos ambientales
  • Consideraciones técnicas para la reforestación
  • ¿Cual es la diferencia entre deforestación y reforestación?
  • ¿Cuales son los pasos a seguir para reforestar?
  • Reflexionar
  • Conclusiones
  • Fuentes
  • Compartirlo
  • Comentarios


La reforestación en nuestro día a día es una operación esencial para la supervivencia del hombre y otros seres vivos; y es que teniendo en cuenta la gran cantidad de incendios, talas indiscriminadas de árboles y demás accidentes fortuitos u ocasionados, la masa verde de nuestro planeta disminuye. Esto significa que el dióxido de carbono que expulsamos al respirar, poco a poco perderá la oportunidad de ser transformado en oxígeno; y es que sin árboles ni plantas, la fotosíntesis es completamente imposible.


¿Que es reforestación?

La reforestación es una operación en el ámbito de la silvicultura destinada a repoblar zonas que en el pasado histórico reciente (se suelen contabilizar 50 años) estaban cubiertas de bosques que han sido eliminados por diversos motivos, como pueden ser:

Explotación de la madera para fines industriales o para consumo como plantas.
Ampliación de la frontera agrícola o ganadera.
Ampliación de áreas urbanas.
Incendios forestales (intencionales, accidentales o naturales).

Por extensión se llama también reforestación, aunque sería más correcto el término forestación, a la plantación más o menos masiva de árboles, en áreas donde estos no existieron, por lo menos en tiempos históricos recientes (igualmente, unos 50 años). Conjunto de técnicas que se necesitan aplicar para crear una masa forestal, formada por especies leñosas.

En términos generales, la reforestación es un intento de recuperar un espacio natural que ha sido destruido debido a factores diversos (la industrialización, la creación de espacios dedicados a la agricultura y la ganadería, nuevas infraestructuras, necesidad de vivienda, incendios y un largo etcétera).


¿Cual es la historia de la reforestación?

Probablemente la reforestación sea tan antigua como el Hombre. Se sabe que los legionarios romanos tenían órdenes de esparcir por los montes de las tierras conquistadas frutos de árboles, como castañas y bellotas, por si en futuras campañas fuesen necesarios alimentos suplementarios para sus ejércitos.

También son muy antiguas las disposiciones en las que se obligaba a que por cada árbol cortado se plantasen varios, especialmente a partir del Renacimiento, con el incremento de la construcción naval al generalizarse el comercio marítimo. “Una cosa deseo ver acabada de tratar. Y es lo que toca la conservación de los montes y aumento de ellos, que es mucho menester y creo que andan muy al cabo. Temo que los que vinieren después de nosotros han de tener mucha queja de que se las dejemos consumidas. Y ruego a Dios que no lo veamos en nuestros días.” (Felipe II, al Presidente del Consejo de Castilla, 1582).

Las primeras repoblaciones sistemáticas con criterios científicos y técnicos son, sin embargo, recientes, siendo España uno de los países pioneros de las mismas.


¿En qué consiste la reforestación?

La reforestación no es simplemente plantar árboles donde hay pocos o donde antes no había sin más. 

La reforestación conlleva un estudio medioambiental ya que el equilibrio ecológico es muy sensible y los esfuerzos pueden resultar infructuosos o incluso dañinos para el ecosistema. Así que la reforestación consiste en un trabajo previo que define qué especies de árboles son los más apropiados para la zona, independientemente del aprovechamiento de su madera.

Es fundamental que no acaben convirtiéndose, por ejemplo, en una especie invasora que evite el crecimiento de especies autóctonas porque haría desaparecer las especies de insectos o animales que se alimentan de ellas rompiendo la cadena alimenticia. Una reforestación así destruiría el equilibrio ecológico, de por sí muy sensible.


¿Cuales son los objetivos de la reforestación?

La reforestación puede estar orientada a:

Mejorar áreas verdes y el medio ambiente
Mejorar el desempeño de la cuenca hidrográfica, protegiendo al mismo tiempo el suelo de la erosión.
Producción de madera para fines industriales.
Crear áreas de protección para el ganado, en sistemas de producción extensiva.
Crear barreras contra el viento para protección de cultivos.
Frenar el avance de las dunas de arena.
Proveer madera para uso como combustible doméstico.
Crear áreas recreativas.

Para la reforestación pueden utilizarse especies autóctonas (que es lo recomendable) o especies importadas, generalmente de crecimiento rápido.

Las plantaciones y la reforestación de las tierras deterioradas y los proyectos sociales de siembra de árboles producen resultados positivos, por los bienes que se producen y por los servicios ambientales que prestan.

Si bien se puede decir que la reforestación en principio es una actividad benéfica, desde el punto de vista del medio ambiente, existe la posibilidad que también produzca impactos ambientales negativos.

Como derivados de la actividad de reforestación se pueden desarrollar actividades relacionadas con:

Producción de plantas (viveros).

Producción de madera, pulpa de celulosa, postes, fruta, fibras y combustibles.


¿Cuales son las características a considerar para la reforestación?

Aunque desforestar es muy fácil y productivo, la reforestación en un proceso complicado, lento, lleno de escollos y en muchas ocasiones conducen al fracaso, no obstante si no se intenta, jamás se logrará. 

En este proceso intervienen muchos factores que deben ser considerados a la hora de escoger los tipos y variedades de árboles a sembrar. Algunos de estos factores son:

Clima: El clima es un factor decisivo en la selección del tipo de árbol, evidentemente no podrán sembrarse árboles de zonas tropicales en climas fríos porque inevitablemente perecerán, en las heladas.

Régimen de lluvias: Cada árbol está adaptado para vivir entre ciertos límites de humedad y si son sembrados en zonas de régimen diferente pueden perecer o desarrollarse muy pobremente.

Naturaleza del terreno: Aunque hay especies arbóreas que se adaptan a cualquier terreno, otras solo se desarrollan en determinados tipos, por ejemplo calcáreos, arcillosos etc.

Altura: En general, cada especie de árbol puede vivir con éxito hasta cierta altura sobre el nivel del mar, sembrados a altitudes mayores puede hacer que no sobreviva.

Exposición solar: Este factor es muy importante, muchas veces el fracaso en la reforestación de áreas en las que se han invertido recursos y tiempo no han tenido éxito, porque las plántulas sembradas han estado sometidas a demasiada sombra producto de la competencia de otras especies de reproducción natural y mas rápido crecimiento, o a excesivo sol en las etapas tempranas de su vida.

Árboles concomitantes: Algunas especies de árboles deben ser dominantes en el medio donde viven, por lo que es importante que las otras especies concomitantes sean de talla menor.

Densidad de la población: Es sumamente importante utilizar una distancia adecuada entre los árboles sembrados para que entre ellos no compitan por el sol y los nutrientes de manera que perjudiquen su crecimiento. Es común sembrar las plántulas pequeñas a una densidad elevada y luego ir haciendo aclareos sistemáticos para garantizar la distancia adecuada según el crecimiento. En algunos casos la siembra de ciertos árboles debe hacerse de manera esporádica e intercalada con otros tipos de árboles para evitar el surgimiento y proliferación de enfermedades producidas por insectos, virus, u hongos.

Profundidad del suelo: Cada especie tiene sus requerimientos de profundidad del suelo en dependencia de su sistema radicular, si se siembran en suelos con menores profundidades el crecimiento será pobre. 

Fertilidad: Este aspecto es sumamente importante, hay especies que se adaptan a suelos pobre y erosionados pero otras solo crecerán en suelos fértiles.


¿Cuales son los tipos de Reforestación?

Reforestación Rural:

Se efectúa dentro del campo y con diversos fines

Protección de especies nativas
Restauración de las condiciones del paisaje
Progreso económico a través de plantaciones agroforestales con fines comerciales.

Reforestación Urbana:

Se efectúa dentro de la ciudad en:

Escuelas
Camellones
Parques urbanos
Unidades deportivas
Áreas de bien común


¿Cual es la importancia de la reforestación?

Podemos decir así que la principal importancia de la reforestación es asegurar que en el planeta exista oxígeno suficiente para abastecer a sus seres vivos. No obstante, lo cierto es que no es la única importancia de la misma.

Podemos decir también que esta reforestación es necesaria para crear más extensiones de bosque cuyos árboles puedan atrapar y eliminar partículas contaminantes como el polvo, polen, humo o cenizas que pueden ser realmente nocivos para nuestros pulmones.

Sin la reforestación, el conocido efecto invernadero aumenta; y es que el calor de la tierra se retiene en la atmósfera debido a que los niveles de Co2 y otros gases no permiten que sea liberado. Así, los árboles son los encargados de arrastrar y filtrar este Co2 no sólo eliminándolo de la tierra, si no convirtiéndolo en oxígeno.

Los árboles también son agentes imprescindibles para conservar el agua y reducir la erosión del suelo, así, en este punto, la reforestación también sería completamente imprescindible. Gracias a ello conseguimos más árboles que puedan reducir la corriente de aguas torrenciales sobre el suelo, reduciendo así la erosión y la sedimentación de los ríos.

La reforestación conseguirá que el efecto isla termal se reduzca considerablemente. Así, las grandes reforestaciones pueden incluso modificar el clima local haciendo bajar un poco las altas temperaturas, creadas por el almacenamiento de energía termal en un punto concreto e intensificado por el acero y el asfalto de las grandes ciudades.

Todas estas ventajas se ven en peligro debido a varios problemas. Para empezar la acción del hombre, que tala constantemente zonas verdes para poder conseguir combustible o para emplear dicha madera en la industria. Asimismo, también nos encontramos con incendios, muchas veces accidentes naturales, otras tantísimas provocados por personas.

Si no conseguimos concienciar a la gente de que la reforestación es la única arma con la que contamos para seguir manteniendo los pulmones verdes de nuestra tierra, posiblemente dentro de algunos siglos, la calidad de vida en nuestro planeta será considerablemente más baja.


¿Cuales son los beneficios de la reforestación?

La reforestación es de gran importancia para combatir el cambio climático. En el aumento de los recursos hídricos, en la reducción de los prejuicios en la agricultura relacionados con las inundaciones, en el aumento de las existencias de madera legal sostenible, secuestro de CO2 y reducción del efecto invernadero.

La reforestación, como decíamos más arriba, beneficia en varios aspectos al ecosistema. Enumeremos todos sus beneficios:

Determinadas zonas de repoblación permiten la explotación de su madera para la obtención de combustible doméstico, así como para el uso industrial de la madera, protegiendo los bosques viejos.
Protege los suelos fértiles de la destrucción ocasionada por el arrastre de las lluvias al mantenerlo con las raíces.

  • Sirven de áreas recreativas naturales cuando son zonas cercanas a las ciudades.
  • Retrasa e incluso detiene el avance de las dunas de arenas, así como la desertificación.
  • Ejerce de muro protector de las zonas de cultivo contra el viento.
  • Optimiza las funciones de las cuencas hidrográficas evitando reboses.
  • También es beneficiosa para crear una masa forestal en terrenos donde antes no había árboles.
  • Los arboles evitan o reducen la erosión de los suelos y la contaminación del agua.
  • Según su situación, especie, tamaño y estado, las sombras de los árboles puede reducir los gastos en aire acondicionado de edificios residenciales y comerciales entre un 15 y 50%.
  • La sombra de los árboles refrescan las vías y los estacionamientos para autos.
  • En las ciudades las temperaturas acostumbran a registrar entre 0,5 y 0,9 grados centígrados de más que en las regiones donde existen árboles.
  • Los árboles son un medio de refrigeración natural que reduce la necesidad de construir centrales eléctricas y nucleares.
  • Contribuyen con las corrientes subterráneas y al mantenimiento de los ríos.
  • Los árboles convenientemente plantados reducen significativamente la polución acústica en las vías con alto tráfico de automóviles.
  • Sirven de barreras visuales.
  • Son una fuente constante de combustible para plantas de energía y los invernaderos.
  • El manejo planeado y controlado de la reforestación es una fuente sustentable de madera.
  • Los arboles de una zona residencial o comercial, bien plantados y cuidados, pueden aumentar el valor de los bienes inmuebles y protegerlos del viento.
  • Los bosques tiene un papel importante en la conservación de la flora y fauna silvestre.

¿Cuales son las amenazas de la reforestación?
  • Contaminación
  • Demanda hídrica
  • Desertificación
  • Desertización
  • Erosión
  • Explotación agropecuaria
  • Incendio
  • Introducción de especies inadecuadas o alóctonas
  • Obra pública y Urbanismo (desmontes)
  • Pérdida paisajística
  • Plagas de insectos desfoliadores o perforadores.

 ¿Qué ocasiona la falta de árboles?

  • Pérdida de la biodiversidad
  • Destrucción y fragmentación del hábitat
  • Cambios de uso de suelo
  • Modificación del clima
  • Aumento de la temporada de huracanes
  • Deshielos de las capas polares
  • Incremento en la temperatura
  • Erosión y pérdida de la fertilidad de los suelos
  • En un bosque, gran parte de la biodiversidad se encuentra en la hojarasca
  • Se propicia la desertificación

Impactos ambientales

Las reforestaciones y sus componentes que contemplan la siembra de árboles para producción o para proteger el medio ambiente tienen impactos ambientales positivos también negativos.

Los productos forestales de la reforestación incluyen: madera, pulpa de celulosa, postes, fruta, fibras y combustibles, las arboledas comunitarias y los árboles que siembran agricultores alrededor de sus viviendas o terrenos. Las actividades orientadas hacia la protección incluyen los árboles sembrados a fin de estabilizar las pendientes y fijar las dunas de arena, las fajas protectoras, los sistemas de agro forestación, las cercas vivas y los árboles de sombra.

Impactos positivos

Las plantaciones y la reforestación de las tierras deterioradas y los proyectos sociales de siembra de árboles producen resultados positivos por los bienes que se producen y por los servicios ambientales que prestan.

Reducción del uso de bosques naturales como fuente de combustible

Las plantaciones ofrecen la mejor alternativa a la explotación de los bosques naturales para satisfacer la demanda de madera y otros productos combustibles. 

Incremento de los servicios ambientales

La reforestación aporta una serie de beneficios y servicios ambientales.

Sensibilización ambiental

Impulsa la acción ciudadana en defensa del medio ambiente, participando en acciones forestales, sensibilizando a la población, incentivando la participación social y promueve la educación ambiental. Las reforestaciones participativas son plantaciones organizadas por asociaciones de voluntariado ambiental, centros educativos, ayuntamientos, etc. con el objetivo de mejorar, restaurar y conservar espacios naturales degradados


Consideraciones técnicas para la reforestación

La siembra de árboles en la actualidad se lleva a término a través de los planes nacionales de reforestación y de iniciativas de colectivos ecologistas o de algunas comunidades que luchan por recuperar sus espacios naturales. Para que este proceso sea exitoso es necesario considerar una serie de aspectos técnicos: las características del suelo (especialmente su profundidad y textura), el estrato herbáceo o la erosión del terreno. Otra cuestión que debe valorarse es la especie de árbol más idónea para una reforestación efectiva, muy especialmente su adaptación a las condiciones climáticas de cada zona.

Una tarea organizada para lograr los mejores resultados

En la estrategia de repoblamiento de los bosques también hay que organizar un sistema de vivero forestal, el lugar donde se siembran las semillas con los nutrientes más adecuados y en las mejores condiciones. Por otra parte, es preciso crear una infraestructura básica en relación con una serie de aspectos técnicos en los viveros: un sistema de riego, un invernadero, un umbráculo para proteger las plantas del calor en verano, un sistema de conservación de las semillas y un procedimiento para mantener el suelo del vivero, también conocido como substrato.

Por último, como paso previo a la reforestación definitiva se lleva a término una limpieza del terreno, que se combina con el uso de herbicidas para controlar la maleza, así como la elaboración de un trazado del terreno (o marco de plantación) que dependerá de las características del mismo.


¿Cual es la diferencia entre deforestación y reforestación?

La reforestación es en palabras simples, plantar árboles donde ya no existen o quedan pocos; así como cuidarlos para que se desarrollen bien. Es una práctica que va de la mano con la deforestación.
La actividad forestal más común es la plantación, renovación y tala de árboles maderables.

La deforestación es un proceso que generalmente está provocado por la acción humana, en la que se destruye la superficie forestal. Está directamente causada por la acción del hombre sobre la naturaleza, principalmente debido a las talas realizadas por la industria maderera, así como para la obtención de suelo para la agricultura. En otras palabras más simples: Es la eliminación de la vegetación natural.


¿Cuales son los pasos a seguir para reforestar?

Los pasos para llevar a cabo la reforestación una vez definida el área a intervenir básicamente son:

1. Preparación del terreno

Rocería y limpia
Trazado
Ahoyado

2. Siembra

3. Mantenimiento de la plantación.

Plateo
Limpias
Control fitosanitario
Fertilización
Riego
Plan de reposición o replante
Raleo



Para Reflexionar:


Mantener el paisaje a la hora de reforestar es respetar la vida que da vida.
La deforestación en cambio, mata los pulmones del planeta.


Los bosques y selvas son las casas de miles de especies animales que dan forma y vida a cada ecosistema en el mundo.
Todo un ecosistema englobando la vida que mantiene un equilibrio ambiental.

Los beneficios de plantar vida son inconmensurables y dan un enfoque más benéfico de la reforestación de las tierras deterioradas, ya que los proyectos sociales de siembra de árboles producen resultados positivos, por los bienes que se producen y por los servicios ambientales que prestan.”


Conclusiones

forestación

Un método para revertir el daño causado por la deforestación es la reforestación, que consiste en plantar árboles donde ya no existen o quedan pocos, cuidándolos para que se desarrollen adecuadamente y puedan regenerar un bosque.

Plantar árboles es una estrategia importante para reducir los problemas ambientales. Un árbol joven almacena en promedio alrededor de 11.3 kg de carbón atmosférico por año. Toda actividad humana tiene un impacto en la naturaleza; de acuerdo con algunas estimaciones, es necesario plantar y mantener al menos 65 árboles para compensar la cantidad de carbón que aportamos a la atmósfera durante nuestra vida.

Los principales beneficios de plantar árboles son:

Producen oxígeno
Purifican el aire
Forman suelos fértiles
Evitan erosión
Mantienen ríos limpios
Captan agua para los acuíferos
Sirven como refugios para la fauna
Reducen la temperatura del suelo
Propician el establecimiento de otras especies
Regeneran los nutrientes del suelo
Mejoran el Paisaje


Como has visto, el plantar un árbol requiere de una gran responsabilidad y amor por la vida, así que planta un árbol cada que puedas, promueve y participa en las campañas de reforestación de tu comunidad y generemos oxígeno juntos por un mundo más sano y mejor. ¡A sembrar vida!



Fuentes:





¿Sabías Qué?

Los seres humanos poseemos una curiosidad innata, y está comprobado que, si dejamos de estimularla, el aburrimiento adormecerá nuestra inteligencia.

Para saciar esa curiosidad, creamos contenidos de Educación Ambiental de la más alta calidad, y sólo pedimos que nos ayuden a difundirlos por favor:

También te puede interesar

9086412962580636201

También te puede interesar

Publicar un comentario

Síguenos

Lo más destacado

item