Cultura Ambiental

Cultura Ambiental


Cultura Ambiental


Contenido
  • ¿Que es la Cultura Ambiental?
  • ¿Que Implica la Cultura Ambiental?
  • ¿Cual es la Importancia de la Cultura Ambiental?
  • Desarrollar la Cultura Ambiental desde la Educación
  • Conclusiones
  • Como citar articulo
  • Compartirlo
  • Comentarios

¿Que es la Cultura Ambiental?

La cultura ambiental, es la forma como los seres humanos se relacionan con el medio ambiente, y para comprenderla se debe comenzar por el estudio de los valores; estos, a su vez, determinan las creencias y las actitudes y, finalmente, todos son elementos que dan sentido al comportamiento ambiental.


¿Que Implica la Cultura Ambiental?


Alimentar el espíritu de curiosidad, creatividad, sensibilidad, afiliación innata e interés por lo que nos rodea.

Enseñar los buenos hábitos hacia la preservación del ambiente y sus recursos.

Trasmitir conceptos y mensajes conservacionistas orientados a la participación activa, consciente y responsable de la persona.

Establecer un sano y respetuoso contacto con la naturaleza “Tú naturaleza me das y yo persona te retribuyo”

Tejer con coherencia los conocimientos tradicionales, las practicas ancestrales y los ideales.

En este contexto, la interacción que existe entre la persona y su ambiente es a través de la EDUCACIÓN.

Una EDUCACIÓN HACIA LA CULTURA AMBIENTAL podría decirse que atraviesa cuatro etapas:

- Adaptación y conocimiento de su ambiente
- Participación
- Construcción creativa
- Transformación constructiva


¿Cual es la Importancia de la Cultura Ambiental?

Hoy cuando el mundo necesita una mayor atención del ser humano para el manejo y atención de sus recursos, exige que la comunidad educativa se sensibilice y prepare frente a diversos factores que lleven al mejoramiento ambiental, a la racionalización y preservación de los recursos naturales, a la conservación física y mental de las personas, a gozar de un ambiente sano y agradable que facilite los procesos de convivencia y  a pensar en  una posible solución al manejo y reutilización de desechos,  el manejo racional del agua y en general el cuidado y protección del medio ambiente.  con el fin de generar cambios actitudinales y comporta mentales, tanto de alumnos, docente, directivos y padres de familia tendientes a mejorar la convivencia con el entorno. Al emprender esta tarea esperamos contribuir con un ambiente sano y limpio y generar  una cultura ambiental  necesaria para la supervivencia de nuestra especie.

Esta cultura ambiental debe concientizar a  las comunidades y a cada uno de sus miembros, en que las sumas individuales en situaciones cotidianas como el buen uso del agua, el depósito del papel en lugar adecuado, el reciclaje, el tratamiento de residuos por cada empresa e infinidad de acciones más permitirán proteger y hacer sostenible  la vida haciéndola agradable para  los millones de seres vivos que habitan este hermoso planeta.

Resulta sumamente importante promover la CULTURA AMBIENTAL que involucre a todo los estamentos de la comunidad social y educativa (estudiantes, familias, docentes y directivos) a participar de manera consciente y responsable en el proceso conservacionista y de ética ambientalista, entendiendo por Ética el asumir una actitud frente a los buenos hábitos para conservar y restituir el ambiente que faciliten una sana y armónica convivencia con la naturaleza; pues, el desarrollo moral o sea el desarrollo de actitudes y el intelectual,  tienen una intima relación e influencia con el desarrollo ambiental.


Desarrollar la Cultura Ambiental desde la Educación

En el desarrollo de estos aspectos culturales, deben participar los niños y los jóvenes que hoy cursan su educación básica y a quienes se les debe preparar para que se despierte en ellos el interés por comprender los alcances que el cuidado del medio ambiente tiene para beneficio de todos.

Es desde esta etapa de su formación, desde donde se debe desarrollar en los niños la conciencia ecológica; conciencia que ahora se llama sustentabilidad, que es un concepto cada día más aceptado y que nos debe ayudar a promover la cultura por el cuidado de nuestro medio ambiente de manera muy precisa.

Es responsabilidad de todos: maestros, padres de familia, científicos, medios de comunicación, instituciones educativas todas, los centros de investigación en todos los rubros, los empresarios y demás grupos sociales organizados, los que en su conjunto debemos buscar estrategias y acciones que nos permitan generar estos aspectos culturales del desarrollo sustentable en nuestra niñez.

En este sentido, el sector educativo tiene el enorme compromiso de ofrecer una educación de calidad, capaz de preparar ciudadanos competitivos y productivos, pero a la vez comprometidos con el medio ambiente y el desarrollo sustentable, es decir que cada vez requerimos más en nuestras nuevas generaciones, de una cultura ambiental adecuada y promotora del desarrollo y la riqueza sin menoscabo de las condiciones ecológicas actuales, para poder asegurarlas a las generaciones que están por venir.

Es urgente para todos, el apoyar aquellos programas que tengan como objetivo despertar el interés y la comprensión en los niños por la ciencia y el desarrollo de su creatividad, pero con proyectos educativos y de investigación que desarrollen la cultura de los buenos hábitos alimenticios y de la conservación del medio ambiente.

Asegurar que los profesores de educación básica (primaria y secundaria) aborden los contenidos temáticos sobre investigación, ciencia y tecnología en los planes y programas de estudio y que “transversalicen” los aspectos ambientales en todas y cada una de las asignaturas que les toca trabajar, además de que promuevan habilidades de innovación y creatividad en los niños.

Establecer campamentos permanentes de ecoturismo, para que los alumnos de un mayor número de instituciones educativas puedan practicar acciones de sustentabilidad y tomen conciencia del cuidado del medio ambiente.

Sólo apoyando las actividades de enseñanza y aprendizaje en las asignaturas de ciencias naturales, para que los alumnos de educación básica adquieran los conocimientos fundamentales para comprender los fenómenos naturales y desarrollen actitudes favorables hacia el cuidado medioambiental, es como podremos revertir el enorme deterioro que nuestra flora y fauna están sufriendo en la actualidad.

Desarrollar en los alumnos de educación básica, en vinculación con la comunidad en la que se asienta la escuela, prácticas que promuevan el respeto hacia el medio ambiente y logren un impacto en la calidad de vida de la sociedad.

Crear en conjunto con la sociedad y con los medios de comunicación, los mecanismos de difusión de los trabajos que los alumnos y los maestros del sector educativo básico, desarrollen en beneficio del cuidado ambiental y que merezcan ser difundidos a través de todos los medios posibles, ya que es de todos conocida la enorme creatividad que nuestros niños y jóvenes tienen en los aspectos aquí tratados; tenemos ante nosotros a una nueva generación, cada vez más comprometida con su entorno.

Conclusiones

En este sentido, la cultura, como forma de vida y convivencia social de todos los pueblos, es incluyente de todas las disciplinas y, particularmente, de la educación. A diferentes culturas corresponden diferentes creencias, hábitos, usos, costumbres y tradiciones. Nuestros ancestros eran más consientes y cuidadosos del medio ambiente, sin embargo, el consumismo y la política del menor esfuerzo fomentado por el actual modelo de desarrollo económico, rebasó la capacidad de convivencia armónica con la naturaleza.

Por consiguiente, LA CULTURA AMBIENTAL la cual juega un papel determinante en la manera de pensar, de sentir y de actuar de la gente con relación al ambiente.

En este contexto, la educación, la escuela y los sistemas de enseñanza desempeñan una labor fundamental en la formación de ACTITUDES AMBIENTALISTAS en la persona y por ende en su medio familiar, escolar y de vecindad para llegar a ser verdaderos GESTORES SOCIOAMBIENTALES.

La CULTURA AMBIENTAL, es el fomento de actitudes positivas desde temprana edad, en torno al mejoramiento de las condiciones ambientales de nuestro entorno inmediato y el cultivo de los valores ambientales y buenos hábitos desde el hogar para ser parte benéfica del ambiente en el cual estamos inmersos y no por el contrario, servir de agentes contaminantes para este.

Asimismo, la educación ambiental es una corriente de pensamiento y de acción internacional que adquirió gran relevancia a partir de los años setentas, cuando la destrucción de hábitats y la degradación de la calidad de vida empezaron a ser considerados como problemas sociales, pero la educación no puede ser la única vía capaz de resolver los problemas ambientales, sino también se deben implementar otras medidas alternas que permitan sumarse a los fines para mejorar la relación y convivencia con la naturaleza. Esta consideración sustentó la aplicación de cuatro instrumentos para aumentar la cultura y educación ambiental entre la población en general:

Información y comunicación
Formación y capacitación
Participación
Investigación y evaluación

En el mismo sentido, la Agencia de Protección al Ambiente (EPA) de EU, ha mantenido vigentes cinco líneas de acción para el mismo propósito:

Conciencia y sensibilidad
Conocimiento y entendimiento
Actitudes
Habilidades
Participación





¿Sabías Qué?

Los seres humanos poseemos una curiosidad innata, y está comprobado que, si dejamos de estimularla, el aburrimiento adormecerá nuestra inteligencia.

Para saciar esa curiosidad, creamos contenidos de Educación Ambiental de la más alta calidad, y sólo pedimos que nos ayuden a difundirlos por favor:

Relacionado

educacion ambiental 5850126778091796159

Publicar un comentario

Redes Sociales

item