Combustibles Fósiles

Combustibles Fósiles

Combustibles Fósiles


Contenido
  • Introducción
  • ¿Que son los Combustibles Fósiles?
  • Formación de los Combustibles Fósiles
  • Explotación de los Combustibles Fósiles
  • Los Combustibles Fósiles No son Sostenibles
  • Tipos de Combustibles Fósiles
  • Importancia de los Combustibles Fósiles
  • Ventajas y desventajas de los Combustibles Fósiles
  • Impacto Ambiental de los Combustibles Fósiles
  • Consecuencias de los Combustibles Fósiles
  • ¿Sabías que?
  • Combustibles alternativos
  • Futuro de los Combustibles Fósiles
  • Conclusiones
  • Como citar articulo
  • Compartirlo
  • Comentarios

Los humanos necesitamos energía para cualquier función que desarrollamos. se necesita energía para el desarrollo de la industria y la agricultura e incluso en nuestro cuerpo existe un flujo constante de energía. Todos los procesos que nos proporcionan con los lujos y comodidades en nuestra vida diaria requieren de un gasto energético. Esto es un proceso industrial que puede desarrollarse mediante el uso de diferentes fuentes. Estas fuentes pueden ser renovables y no renovables. Las fuentes de energía renovable se reemplazan con el tiempo y por lo tanto no desaparecen fácilmente. Sin embargo las fuentes de energía no renovable están amenazadas y pueden desaparecer si el uso es alto.

Hoy en día, se usan muchas fuentes de energía renovables, por ejemplo energía solar, eólica e hidráulica. Irónicamente, hoy en día todavía utilizamos como mayores recursos energéticos aquellos provenientes de fuentes de energía no renovable, o combustibles fósiles. Al no ser renovable estas fuentes tendrán una tendencia a subir de precio hasta niveles en los que no será económicamente satisfactorio su utilización.


¿Que son los Combustibles Fósiles?

Los combustibles fósiles son aquellos combustibles que provienen de un proceso de descomposición parcial de la matéria orgànica.

Los combustibles fósiles se originan por un proceso de transformación de millones de años de plantas y vegetales (casos del petróleo, el carbón y el gas natural).

Se trata de fuentes de energía primarias ya que se pueden obtener directamente sin transformación.


Formación de los Combustibles Fósiles

Los combustibles fósiles se forman mediante un proceso de descomposición parcial de la materia orgánica. Se trata de un proceso de transformación de millones de años debido a la presión y temperatura que varias capas de sedimentos ejercen sobre la materia orgánica.

Se han originado de forma natural por un proceso de fosilización en anoxia (falta de oxígeno) ambiental: la materia orgánica no se ha degradado por microorganismos (que no pueden vivir), sino que permanece en forma de moléculas orgánicas más complejas, sólidas (carbón), líquidas (petróleo) o gas (gas natural). La energía de estas moléculas es la que se libera en utilizarlos como combustible.

Este proceso de millones de años es el que convierte los combustibles fósiles en una fuente de energía no renovable, ya que se consume mucho más rápido que no se genera.


Explotación de los Combustibles Fósiles

Los combustibles fósiles se empezaron e explotar y a utilizar a partir de la revolución industrial aproximadamente en el año 1775 cuando James Watt invento la máquina de vapor.  desde entonces los combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas natural empezaron a explotarse, y como una inminente y actualmente preocupante consecuencia se empezó a presentar la contaminación del medio ambiente por los químicos que liberan estos combustibles al ser utilizados.

Los Combustibles Fósiles No son Sostenibles

No son sostenibles

La quema de combustibles fósiles (combustión) produce alrededor de 21300 millones de toneladas (21,3 gigatoneladas ) de dióxido de carbono (CO2) por año, pero se estima que los procesos naturales sólo pueden absorber menos de la mitad de esa cantidad, por lo representan un aumento neto de 10,65 millones de toneladas de dióxido de carbono en la atmósfera por año (una tonelada de carbono en la atmósfera es equivalente a 44/12 o 3,7 toneladas de dióxido de carbono). El dióxido de carbono es uno de los gases de efecto invernadero que aumenta el forzamiento radiativo y contribuye al cambio climático, haciendo que el promedio temperatura de la superficie de la Tierra.
Los combustibles fósiles no son sostenibles.

Petróleo
El petróleo es un aceite mineral, constituido por hidrocarburos, contenido en grandes bolsas a los estratos superiores de la corteza terrestre.


Este combustible fósil, una vez refinado, da una gran cantidad de productos empleados como fuente de energía, especialmente en la automoción y los motores térmicos. Entre estos productos destacan la gasolina, el gasóleo, el fuel, etc. También se pueden utilizar como materia prima de la industria petroquímica.

Carbón
Hombre trabajando con una montaña de carbón

El carbón o carbón mineral es una roca sedimentaria de color negro, muy rica en carbono y con cantidades variables de otros elementos, principalmente hidrógeno, azufre, oxígeno y nitrógeno.


La mayor parte del carbón se formó durante el período Carbonífero (hace de 359 hasta 299 millones de años).
Gas natural

El gas natural es una fuente de energía fósil, al igual que lo son el carbón o el petróleo. Está constituido por una mezcla de hidrocarburos, unas moléculas formadas por átomos de carbono e hidrógeno. Su poder calorífico varía mucho según su composición, pero los más elevados se encuentran entre las 8.500 y las 10.200 kilocalorías por metro cúbico de gas.

Se trata de la energía fósil más limpia en cuanto a residuos y emisiones atmosféricas, y del combustible más eficiente para la obtención de electricidad en las centrales térmicas, con una eficiencia total de un 50,7% frente al 25,7 % del fuel, el 26,1% del uranio (central nuclear) y el 26,8% del carbón.

El gas natural se puede utilizar directamente sin necesidad de transformarlo previamente en electricidad. Esta característica le permite tener una eficiencia mucho mayor, de un 91,2%. Su almacenamiento es más económico y más fácil que el carbón y los derivados del petróleo.

Se comenzó a utilizar a partir de los años 60 como combustible preferente excepto en el transporte, donde continúa predominando el petróleo. Además, se usa también como materia prima de numerosos productos químicos.

Gas licuado del petróleo

El gas licuado del petróleo es una mezcla de propano y butano, que se obtiene al refinar petróleo o al extraer gas natural. Generalmente se distribuye mediante tanques de gas y se utiliza en calefacción doméstica, vehículos motorizados y procesos industriales.


Importancia de los Combustibles Fósiles

Los combustibles fósiles tienen un alto poder calorífico que los convierte en una muy importante fuente de energía útil para generar energía térmica, pero a la misma vez producen un gran impacto al ambiente y recursos naturales del palneta.

El uso de los combustibles fósiles ha permitido el gran crecimiento económico y demográfico ligado a la revolución industrial del siglo XIX. En la actualidad son fundamentales para nuestra economía. En 2007 la combustión de carbón, petróleo y gas natural representó 86,4% de la energía primaria mundial.

Por consiguiente, debido a que son recursos no renovables y de impacto ambiental, es necesario el uso de fuentes de energias renovables para un desarrollo sostenible y una mejor calidad de vida.


Ventajas y desventajas de los Combustibles Fósiles

Ventajas

Son fáciles de extraer (sólo si es una extracción a cielo abierto, sí es una extracción en galería es muy costosa)
Su gran disponibilidad, dependiendo del país.
Son baratas, en comparación con otras fuentes de energía.

Desventajas

Su uso produce la emisión de gases que resultan tóxicos para la vida.
Se produce un agotamiento de las reservas a corto o mediano plazo.
Al ser utilizados contaminan más que otros productos que podrían haberse utilizado en su lugar.
Los combustibles fósiles no se regeneran fácilmente


Consecuencias de los Combustibles Fósiles

El uso de combustibles fósiles acarrea una serie de problemas que se han de tener en cuenta a la hora de producir energía, hoy vamos a ver unos cuantos de ellos.

En la actualidad todos, o casi todos, tenemos claro que muchos de los recursos que nos proporciona la naturaleza no son ilimitados, pero ese no es el mayor problema: su uso reiterado no es beneficioso para el planeta y conlleva conflictos.

Vamos a continuación a señalar los principales problemas del uso de combustibles fósiles:

Agotamiento de los combustibles fósiles

Un dato revelador: en un año el ser humano consume lo que la naturaleza ha tardado un millón de años en producir. Las reservas de combustible fósiles no son ilimitadas, se consume a un ritmo mucho mayor del que se produce, y en este caso, tal y como hemos señalado, producirlo ha tardado millones de años. Un ejemplo, si seguimos a este ritmo de consumo de petróleo, se calcula que en unos 100 años se habrán agotado todas las reservas de este combustible fósil.

Alteración efecto invernadero

El efecto invernadero, en referencia a la tierra, es la capacidad que tiene la atmósfera de retener calor. Esto es debido a que los gases que hay en la atmósfera son trasparentes a la radiación solar, pero opacos a la radiación infrarroja emitida por la tierra, eso quiere decir que se retiene el calor entre la atmósfera y la tierra. Si este fenómeno no se diera la temperatura media de la tierra serían -18C.

Uno de los gases que permiten el efecto invernadero es el CO2 (dióxido de carbono). La quema de combustibles fósiles provoca una mayor emisión de dióxido de carbono (se ha duplicado su concentración desde principios del siglo XX hasta ahora) lo que provoca un exceso de temperatura o calentamiento global que tiene como consecuencia el conocido cambio climático.

Lluvia ácida

La combustión de combustibles fósiles libera gran cantidad de óxidos de azufre y nitrógeno que reaccionan con gases de la atmósfera, y precipitan en forma de ácidos (sulfúrico y nítrico) incrementando la acidificación de agua en general. Esta precipitación, denominada lluvia ácida, causa daños en la vegetación, acelera la contaminación de la tierra y del agua y corroe los edificios, las estructuras metálicas y los vehículos.

Conflictos bélicos/tensiones sociales

Los principales yacimientos de combustibles fósiles están concentrados en lugares muy determinados del planeta, no están en todos lados. El control  y explotación de esos yacimientos es causa de conflictos, guerras y tensiones sociales que cada día podemos ver en los medios de comunicación. Muchas de las guerras en los últimos años han sido causadas por el control de esos recursos energéticos, de los que dependen muchos países.

Desequilibrio social

A las evidentes diferencias entre países ricos y pobres hemos de sumar  otro dato: La cuarta parte de la población mundial consume las 3/4 partes del total de la energía primaria (producida por los combustibles fósiles) en el mundo.

Ante este panorama la pregunta que nos hacemos es lógica ¿no existe alternativa? por supuesto que sí: las energías renovables, que aprovechan fuentes de energía naturales y no fósiles.
A día de hoy, el uso de los combustibles fósiles suponen un importante problema de sostenibilidad, tanto por motivos ambientales, como económicos (los recursos del planeta son limitados y algún día se agotarán).


Impacto Ambiental de los Combustibles Fósiles

El 84% de las emisiones por quema de combustibles fósiles en el planeta provienen de países miembros del G20.

Los combustibles fósiles son los depósitos geológicos de materiales orgánicos, como plantas y animales, enterrados y en descomposición, que al estar sometidos al calor a la presión se convierten en petróleo crudo, carbón o gas natural. Esta fuente de energía es no renovable, o sea que es importante buscar alternativas a esta fuente en pos del medioambiente, ya que se estima que se agotarán en menos de 100 años.

El uso industrial de estos productos generan contaminantes químicos y físicos perjudiciales para la salud. Tanto las radiaciones electromagnéticas, como las substancias como el arsénico, el plomo, el benceno o el uranio producen efectos nocivos en la salud del ser humano, que entra en contacto con ellas. 

Los combustibles fósiles son utilizados para producir energía térmica y eléctrica. Pero la combustión, la extracción, la elaboración y el transporte de estos combustibles fósiles tienen una consecuencia directa en el efecto invernadero. Casi un 80% de las emisiones de dióxido de carbono provienen del consumo y de la transformación de los combustibles fósiles en energía.

Las conversaciones sobre el clima en la ciudad de Durban no trajeron las negociaciones necesarias para frenar la emisión de gases de efecto invernadero, ni para limitar el calentamiento global que afecta gravemente al planeta.

Debemos actuar contra el Cambio Climático que amenaza a diario a nuestro planeta. El CO2 o dióxido de carbono es el mayor contaminante y productor del efecto invernadero. El número máximo por partes por millón de esta sustancia es de 350, pero en este momento estamos cerca de los 400 ppm. Una de las causas principales es el rápido aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero por parte de países en desarrollo como la India o China. Esto se debe al desarrollo y crecimiento de su comercio internacional, ya que los países más ricos van en camino hacia una economía de servicios.

Las comunidades más vulnerables ante la contaminación, a causa de la combustión de estos materiales son los ancianos, las mujeres embarazadas y los niños. Estos últimos son los más afectados porque respiran más aire, beben más agua y su metabolismo es inmaduro para poder eliminar las substancias nocivas para su salud.  

Algunas de las enfermedades asociadas a la contaminación atmosférica, generada por la quema de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y derivados, y el gas natural son:

• Conjuntivitis

• Faringitis

• Cefaleas

• Bronquitis asmática

• Insuficiencia cardíaca

• Enfermedades pulmonares

Está en nosotros frenar el cambio climático y la contaminación atmosférica que sufre nuestro planeta. Pide a tu gobierno que disminuya la quema de combustibles fósiles, que incentive la producción de energías alternativas y renovables, y la utilización de transportes ecológicos.

Súmate a Inspiraction y lucha contra los efectos del calentamiento global. Colabora en los programas de ayuda a los más necesitados y débiles del planeta.


¿Sabías que?

Los 500 millones de automóviles en la tierra consumen un promedio de 2 galones de combustible al día.

Cada galón de combustible arroja 20 libras de dióxido de carbono al aire.

El impacto ambiental de los motores de combustión interna, está estrechamente relacionado con un problema social surgido por la utilización creciente del mismo:  la reducción de los niveles de emisión de sustancias tóxicas y de los llamados ” gases de invernadero”, y la reducción de los niveles de ruido.

Además, un galón de aceite de auto puede contaminar hasta dos millones de galones de agua así que utilice las vías adecuadas para disponer de su aceite.


Combustibles alternativos

Combustibles alternativos. Son diferentes fuentes de energía que se emplean en sustitución de los combustibles fósiles para el desarrollo de las actividades asociadas a estos. Los combustibles alternativos son carburantes pensados para sustituir a los combustibles fósiles o derivados del petróleo.


Tipos de combustibles alternativos
Biocombustibles

Los combustibles hechos de materiales biológicos de organismos, tanto vivos como antes vivos, son llamados biocombustibles. El objetivo de utilizar combustibles como energía alternativa es producir más energía de la que se requiere para cultivarlos. El etanol de maíz y de soya son dos ejemplos de combustibles alternativos prácticos que se están utilizando ahora. Otro es el biodiésel, que es un biocombustible hecho de aceite vegetal nuevo o usado y grasas animales. El biodiésel se puede utilizar con casi la mayoría de todos los motores diésel modernos con la ayuda de filtros, y se puede adquirir reciclando la grasa usada de los restaurantes. Los biocombustibles no están libres de emisiones, pero producen menos contaminantes que la gasolina.

Gases naturales

Existen muchos tipos de gases naturales que pueden ser utilizados como combustible, todos los cuales son más limpios en la combustión que la gasolina. Los gases naturales utilizados para combustible incluyen el metano, propano, etano y butano. Algunas formas de extracción de gas natural son dañinas para el ambiente. Sin embargo, también es posible obtener gases naturales del nivel combustible como el metano de los animales; extraer este recurso es mucho más seguro para el ambiente, y el combustible es infinitamente renovable. Muchos autobuses de ciudad funcionan con gas natural comprimido.

Hidrógeno

El hidrógeno es una fuente de energía de combustión inquieta que es incluso más potente que la gasolina. Requiere más espacio de almacenamiento que la gasolina, pero es únicamente un tercio de su peso. Convertir el hidrógeno en combustible es difícil porque requiere técnicas complejas y de energía intensa para lograrlo. Es difícil transportarlo debido a la amenaza de fuga. Cuando es utilizado como combustible en un motor de combustión interna, el hidrógeno únicamente produce óxidos de nitrógeno, que son mucho más limpios que la contaminación generada por la gasolina. Cuando se utiliza en celdas de combustible, no produce ningún contaminante.

Electricidad

La electricidad es un combustible útil cuando se almacena en forma de batería. La naturaleza del combustible es crear calor o electricidad para encender las máquinas, y las baterías eléctricas son los proveedores directos de ambas. Por su naturaleza, la electricidad por sí sola no genera contaminantes, aunque los métodos para generar electricidad pueden involucrar combustibles fósiles. Esto se puede resolver con un incremento en el uso de la energía solar. El uso de la electricidad como combustible directo data desde 1900, cuando 50.000 autos eléctricos existían en Estados Unidos. Los autos eléctricos modernos pueden avanzar hasta 100 millas (161 km) con una batería completamente cargad

Ventajas

Reducen emisiones de efecto invernadero (por ejemplo CO2).
Ahorran combustibles fósiles para futuras generaciones.
Recuperan la energía de los residuos.
Reducen la necesidad de crear vertederos y sus emisiones de gas metano.
Reducen el coste energético del país.
En el caso de los biocombustibles

Son renovables: Los biocombustibles son una alternativa conveniente frente a los combustibles fósiles en primer lugar porque son renovables. Provienen de materias primas agrícolas o ganaderas, que pueden cultivarse o criarse.

Son más limpios: Una de sus grandes ventajas es que son más biodegradables que los combustibles fósiles, por lo que son potencialmente menos dañinos en casos de derrames. Adicionalmente, aunque la idea está todavía a debate, se cree que emiten menos elementos contaminantes a la atmósfera al momento de quemarse.

Generan empleos: Son una alternativa para fomentar la inversión y el empleo en la agricultura y el campo. Algunos biocombustibles pueden emplear cultivos que se dan bien en tierras de baja productividad que actualmente están ociosas y, además, beneficiar a pequeños productores o cooperativas campesinas en condición de pobreza.

Aprovechan materias tradicionalmente consideradas como desperdicio: La basura, las grasas animales o usadas y el excremento animal son materias primas para producir biocombustibles. Además, para el caso de la basura y los excrementos, su aprovechamiento evita que se emitan gases de invernadero a la atmósfera con un alto potencial de contaminación.

Inconvenientes
No obstante, algunos combustibles alternativos no son del todo ecológicos aún siendo biocombustibles, ya que sí pueden perjudicar el medio ambiente, o bien en su producción o en su uso, incluso algunos en las dos circunstancias.

En cuanto balance energético y de contaminación atmosférica, son más limpios al quemarse, pero es necesario ver qué tanto contaminan los biocombustibles cuando se compara la cantidad de gases de efecto invernadero emitida en el ciclo completo de producción y consumo con la que se requiere para procesar y transportar combustibles fósiles.


Futuro de los Combustibles Fósiles

En Estados Unidos, el carbón se usa para generar más de la mitad de toda la electricidad que se produce. Esto da una idea del amplio uso, pero también de las consecuencias medioambientales que ocasiona sólo uno de los combustibles fósiles. Por ende, el principal reto de los gobiernos es encontrar nuevos métodos de uso que reduzcan las emisiones de sustancias tóxicas, para el beneficio de la humanidad, de su entorno ambiental y su salud.


Conclusiones

Se agrupan bajo esta denominación el carbón, el petróleo y el gas natural, productos que por sus características químicas se emplean como combustibles. Se han formado naturalmente a través de complejos procesos biogeoquímicos, desarrollados bajo condiciones especiales durante millones de años. La materia prima a partir de la cual se generaron incluye restos vegetales y antiguas comunidades planctonicas.

Constituyen un recurso natural no renovable.

El carbón o carbón de piedra se formó a partir de material vegetal. Muchas veces se pueden distinguir vetas de madera o improntas de hojas que permiten reconocer su origen.

El petróleo se formó principalmente del plancton. Frecuentemente con el petróleo se encuentra gas natural, originado durante el mismo proceso en que se generó el primero.

Ambos tipos de combustibles se encuentran acompañados de azufre y/o derivados azufrados, ya que se formaron en condiciones anaeróbicas.

El descubrimiento y el empleo de este tipo de combustibles produjo un cambio revolucionario en las tecnologías de producción aplicadas por el hombre. Comenzaron a emplearse a partir de la Revolución Industrial y su uso se ha incrementado sensiblemente.

Si bien esto permitió un desarrollo productivo nunca antes conocido en la historia del hombre, también produjo un alto impacto negativo sobre el ambiente. La combustión de este tipo de combustibles genera emisiones de gases tales como dióxido de carbono, monóxido de carbono y otros gases que han contribuido y aún contribuyen a generar y potenciar el efecto invernadero, la lluvia ácida, la contaminación del aire, suelo y agua. Los efectos contaminantes no sólo están vinculados a su combustión sino también al transporte (derrames de petróleo) y a los subproductos que originan (hidrocarburos y derivados tóxicos). La situación se agrava cuando se considera la creciente demanda de energía, bienes y servicios, debido al incremento de la población mundial y las pautas de consumo.





Para el lector Interesado


https://es.wikipedia.org/wiki/Combustible_fósil

https://www.inspiraction.org/cambio-climatico/efecto-invernadero/combustibles-fosiles

http://www.cricyt.edu.ar/enciclopedia/terminos/CombusFos.htm

Los seres humanos poseemos una curiosidad innata, y está comprobado que, si dejamos de estimularla, el aburrimiento adormecerá nuestra inteligencia.

Para saciar esa curiosidad, creamos contenidos de Educación Ambiental de la más alta calidad, y sólo pedimos que nos ayuden a difundirlos por favor:

También te puede interesar

5015447239675518762

También te puede interesar

Publicar un comentario

Síguenos

Lo más destacado

item